Practiquemos el Con-Su-Mismo

Posted by on mayo 25, 2010 in Minimalismo | 5 comments

Por Momo
de El Espejo de Momo

Platicando con amigos gracias a internet, analizábamos las condiciones laborales que se dan en algunas maquiladoras que se encuentran en diferentes países del llamado Tercer Mundo.

Las condiciones son, por decirlo amablemente, infrahumanas: salarios que no merecen ese nombre, horarios de tiempo completo (todo el día) parando solo para comer y ¡dormir!, y espacios de trabajo que no cumplen con las regulaciones mínimas.

Pero, ¿por qué se dan esas condiciones?

La respuesta ha sido tema de innumerables tésis y tratados, pero al final todo se reduce a la demanda de estos productos por los consumidores. Vamos, el consumismo.

Si compráramos sólo lo que necesitamos y no más que eso, cambiaríamos la tendencia consumista y aliviaríamos un poco esta situación.

Entonces, les alentamos a hacer uso de una nueva versión de consumismo: con su mismo coche, con su mismo pantalón, etc.

Demos un uso más inteligente y racional de las cosas y así tendremos menos necesidad de comprar, comprar y comprar.

Un saludo.

—-

Nota choco budista: Entender que sólo debemos comprar lo que necesitamos y llevarlo a la práctica real, corresponde a Visión y Acción Correctas, que son parte del Camino Óctuple hacia una vida tranquila.

No dejarnos influenciar y no encapricharnos lo que la mercadotecnia intenta implantar en nuestro cerebro, corresponde al desapego, que una de las bases del budismo.

468 ad
  • Pablo

    Es cierto. Hay que utilizar las cosas que tenemos al máximo. No creer que porque salio un nuevi MacBook, el nuestro ya es obsoleto. Lo mismo se aplica a todo lo que poseemos. Es dejar de influenciarnos tanto por la publicidad. Escribi sobre esto en mi blog: http://bit.ly/bH9pxb

  • Oz

    Sin dudas este blog está cada vez mejor, muy completo e interesante.Felicitaciones y saludos desde:http://leyendas-de-oriente.blogspot.com/

  • Morex

    Muchas gracias! Escribir me apasiona y el budismo y la sencillez, aun más.Saludos!

  • facildedigerir.com

    Hace unos años mi esposo y yo nos mudamos a un departamento pequeñito donde no cabían todas nuestras cosas, entonces dejamos la mitad en una bodega. Al cabo de seis meses nos dimos cuenta que no habíamos necesitado ni extrañado nada de lo que estaba en la bodega. Esta experiencia nos abrió los ojos. Nos dimos cuenta de la cantidad de cosas inútiles que solemos acumular, de la fuga de dinero y de la falta de consciencia al comprar. A partir de ese momento hemos cambiado nuestros hábitos de consumo y vivimos más ligeros. ¡Saludos!

  • Morex

    Yo estoy casi en las mismas! Antes de mudarnos a otro estado hice el reto de las 100 cosas. Me mantengo en 75!! Y soy muy, pero muy feliz. Me liberé de la mercadotecnia y la tele y tengo mucho más tiempo para mis proyectos creativos. El camino de la sencillez patea traseros!