K de Karma [El Abecedario del Choco Buda]

Posted by on enero 11, 2011 in Budismo | 16 comments

Antes de empezar necesito aclarar estos puntos de forma urgente:

  1. Karma no es una fuerza divina que vaya guardando puntos de acciones buenas y acciones malas, para dar después un premio o castigo.
  2. No hay un dios justiciero que esté llevando el marcador de tus acciones.
  3. A pesar de los grandes esfuerzos de las escuelas budistas, la reencarnación es un acto de fe y todo apunta a que no existe, que es sólo una bonita idea de que algo nos espera después de la muerte. Por ende, no acarreamos “karma” de una vida a otra.
  4. Lo que conoces como karma, en realidad se llama vipaka.

Comienzo este post así porque desde hace mucho tiempo tengo la espina clavada de lo mal que está comprendido el karma en nuestra sociedad.

Se piensa que es una especie de colección de puntos buenos o malos y que al final uno recibirá una especie de recompensa o reprimenda.

También se cree que el karma es una especie de aliento divino con el que la justicia del universo siempre cobrará venganza y que hay muchísimas formas de adquirir buen o mal karma.

Y todo esto está muy lejos de la realidad.

Hace unos 3,500 años, aproximadamente, en la región de Nepal e India, había una tradición religiosa llamada shramana. Esta corriente de pensamiento, con base en la observación de la vida y meditando por sesiones extendidas, se percató que en la vida hay una fuerza de acción y otra de reacción.

Con la poca ciencia que existía en ese tiempo, se pudieron hacer afirmaciones como que a cada día le corresponde una noche, para el frío hay calor; y que para la salud hay enfermendad.

Para aquellos monjes mendicantes, el mundo estaba basado en un equilibrio muy fino que podía ser extrapolado hacia los seres humanos.

De esta manera, también establecieron que para una persona malvada siempre hay una persona bien intencionada, para cada lágrima hay una sonrisa y para cada rosa hay una espina (JAJAJA no lo pude evitar, esa canción de Poison me gustaba mucho).

Cuando una persona es maléfica, egoísta y poco honesta; lo más probable es que obtenga el mismo trato de la gente que lo rodea.

Si esto te suena conocido es porque ahora basamos nuestra ciencia en las Leyes del Movimiento de Newton; y la Tercera Ley nos dice que las fuerzas mutuas de acción y reacción entre dos cuerpos son iguales, opuestas y colineales. O sea: a cada acción le corresponde una reacción, directa y opuesta.

Este balance tenía dos partes muy claras: la acción y la reacción. Así que los monjes ascetas las llamaron karma y vipaka.

Y  es justo el punto con todo este post.

En realidad, el karma es la acción y es tan mágica y mística como: lavarte los dientes, cambiar un neumático, encender la computadora, sentarte o abrir los ojos.

En contraste, vipaka es lo que resulta de la acción. Y, de igual forma, es tan mágico como: tener dientes limpios, poder continuar un viaje, trabajar en tu computadora, pararte de una silla o cerrar los ojos.

Los monjes shramana continuaron sus observaciones y con el tiempo, esta corriente se dividió en varias tradiciones; entre ellas el budismo y el janaísmo.

El karma/vipaka no es magia, es sentido común.

Con todo esto, lo que quiero decir es que el karma no es magia. Es tan sólo un juego de observaciones de las fuerzas opuestas del universo que aplican también a nuestro comportamiento.

Si te comportas con dignidad, decoro y ayudas; la gente te va a tratar igual.

Si te comportas como basura, te tratarán como basura.

Es así de simple. Si quieres ser tratado con respeto, tienes que dar respeto.

La idea de portarte bien toda la vida para recibir una recompensa al morir, es totalmente absurda.

Toda la basura mágica que le adjudicaron a karma/vipaka fue añadida siglos después por gente que necesitaba explicar estas ideas a la población que venía del hinduísmo y necesitaba seguir creyendo en seres fantásticos para entender las nuevas ideas budistas de simplicidad.

Y cuando el budismo llegó a América y los hippies lo tomaron como bandera, bueno la cosa se puso peor. Y de ahí heredamos el concepto actual de karma.

Al final de todo, creo que no necesitamos fuerzas divinas o venganza cósmica para vivir nuestra vida de manera tranquila.

Está en nuestras manos tener una experiencia como queremos que sea, aun con las limitantes de la economía o la seguridad.

Y no, el karma no se llama karma. Se llama vipaka. Y no, no es mágico.

468 ad
  • ¡Muy buena entrada!

    Te comparto una frase que alguien me enseñó: "la educación es de quien la da, no de quien la recibe".

    Ésta hace eco en lo que dices: como te comportes con los demás, los demás se comportarán contigo.

    Sentido común, al fin y al cabo.

    Asi que, ¡a portarse bien!

  • ¡Tenía desde que inició el chocobuda esperando esta entrada! =D

    Buenísimo, habrá que hacer panfletitos de esto, que digan que no hay magia en el karma.

  • Muy interesante este pedacito de historia, me encanta saber el origen real de los términos que usamos en la vida diaria (y de manera tan errónea a veces!).

    De alguna manera, me resulta much más inspirador (y real) este concepto de vipaka que el "karma" como lo solemos considerar, que al final no deja de depender de un ente externo (llámalo dios, naturaleza, caos o como quieras).

  • Edu

    Tarde o temprano tenemos que enterarnos de la verdad acerca de los significados de cualquier término, concepto o dogma. En este caso me parece justo que hayas revelado la esencia de lo que karma significa. Supongo que jamás terminariamos si explicaramos así, cada concepto mal entendido, ya no de la cultura oriental, sino de la nuestra. Te saludo!

  • @sandygallia tiene razón.

    ¡¡Más gente tiene que conocer esto!!

    Gracias por la explicación, aunque a mí ya se me hacía absurdo el sistema de palomitas y tachecitos no había dimensionado lo mal que entendía yo el tema del karma hasta ahora.

    🙂

  • Hola, acabo de conocer tu blog, y me gustaria opinar al respecto, me llamo la atencion que mencionas que el karma no es algo que te llevas a otra vida, y que la reencarnacion no existe, he leido que ciertos budas reencarna de nuevo como animal, ser humano u otro ser, y el nirvana que es lo que se busca a veces no se consigue en 1 vida, 2 vidas si no puede ser en X's vidas y en general me parece muy bien el resto.

    Saludos!

    • Morex

      Hola, Hugo.

      En efecto, hay muchísimos budistas que están seguros de que el renacimiento existe, pero también hay muchos que afirmamos lo contrario. Esto es debido a que no importa cuánto te esfuerces en cree, la realidad es que no tenemos manera alguna de comprobar su existencia.

      Es como la fe en dios. No importa cuánto te esfuerces en autoengañarte, la realidad es que no tenemos manera de comprobar su existencia.

      Así que el renacimiento es lo mismo. No hay evidencia de que sea real, por eso cuando hablo de nibbana lo hago siempre desde la óptica de que es esta vida la única que tenemos y punto. Es justo por eso que las buenas obras, la compasión y el amor gentil debemos cultivarlos aquí y ahora.

      Gracias por comentar. Bienvenido al Chocobuda.

  • Pingback: K de Karma, notas [El Abecedario del Choco Buda] « Choco Buda()

  • Federico

    Muy bueno y completo. Concuerdo con eso de que el término karma es muy mal utilizado -y comprendido-.

  • Ani

    Muy buen post. Siempre habia tenido una idea errada de lo que era el Karma.
    Si me permites lo compartire.
    Gracias y saludos

  • carlos

    me puedes explikar el dibujo de la rueda del karma ke esta ariba

  • carlos

    me puedes explikar el dibujo de la rueda del karma ke esta ariba

    • Morex

      Hola! Con mucho gusto lo explicaré en un post en un par de semanas. Así que revisa el blog para que estés al pendiente 🙂

  • Más o menos viene a explicar el viejo dicho español: “El que siembra vientos recoge tempestades”.
    Tengo una hipótesis que puede que la ponga en un post o la coloque en este mismo sitio, pero estoy firmemente convencido de que recogemos lo que sembramos, llamémosle Karma u otro nombre…
    Me ha encantado su post, claro y sincero… leeré más en profundidad.
    Un saludo
    Avalon

  • Alekkos

    Por favor, no pretendo censurar a nadie, ni dictar catedra; pero un poco más de investigación y compresión de éstos temas: átomo, materia, vibración, causay efecto, afinidad y por ùltimo reencarnación. Vayan más allá del significado popular que se le dan a éstos terminos. No hay nada de magia, ni cabalas. Busque en cada uno de ustedes el por qué de nuestras existencias, simplemente utilizando la razón.

  • Julio Aldana

    por favor explícame lo del dibujo de la Rueda del karma que me interesa mucho !!

  • Gaun

    Muy bien, pero me parece una visión muy occidental y racional, supongo que tendríamos que definir también lo que es el pensamiento mágico, que sí está ligado a las tradiciones antiguas.

    Solo el Atma escapa del Karma, nosotros si no trascendemos el estado mundanal estamos irremediablemente sujetos al Karma, La acción desinteresada (Karma Yoga) es un camino que nos puede liberar del Karma futuro e inutilizar el Karma presente (bueno o malo). Este es el punto de vista del Advaita Vedanta, muy muy muy sintetizado.

    La razón como promulgan algunos como Alekkos nunca dará respuesta a nuestra existencia, es como tratar de manipular un microchip con una llave inglesa. La verdadera sabiduría esta muy por encima de esta limitada y sobrevalorada herramienta.

    Sobre la rueda del Karma os recomiendo leer La Gran Triada de Renne Guenon, Habla sobre el esoterismo chino y en el se aborda el tema de la rueda del mundo.

    Que el Karma y los opuestos no os afecten mucho en esta vida!

    un saludo fraternal a todos