Contra la maldad, hermandad. ¡Abrazos gratis!

Posted by on Enero 18, 2011 in Vida | 6 comments

Foto: Free Hughs Campaign

Dedicado a Mer. Gracias por poner este video en mi vida.

Por lo regular no veo las noticias más que una vez a la semana, pero estos son tiempos tan agitados que es necesario seguir la pista de notas que están impactando la historia de la humanidad.

El Chocobuda no es el lugar para comentarios políticos ni para críticas gubernamentales, así que sólo diré que son días en que la maldad, la indiferencia y lo peor de la gente sale a flote.

Lo veo en la cara de las personas, en la manera en que nos expresamos y en el miedo que todo mundo hace más grande. Hay una extrema desconfianza, miedo y desesperanza que terminan por afectar nuestro entorno y nuestras relaciones.

Son tiempos rudos para la humanidad.

Y luego llegó a mi este video:

Sí, lo acepto. Cada vez que lo veo se me salen las lágrimas porque es un video hermoso que resalta lo que amo de ser humano, de pertenecer a esta especie: la hermandad.

Y es que en días violentos, la única medicina que tenemos para la desesperanza y sentirnos bien es tan sólo un abrazo, el generar una sonrisa y desear un buen día.

Podrás pensar, ¿y cómo un abrazo termina con los problemas del mundo?

Cuando abrazamos a un desconocido no vamos a erradicar todo lo que hemos hecho mal, pero es el mejor principio para recordarnos que juntos podemos trabajar, luchar, mejorar nuestra vida, girar la ruda y convertir el desierto en vergel.

Un simple abrazo nos pone en el camino indicado para regresar el calor, para pensar sin la nube negativa que gira arriba de nosotros todo el tiempo.

Un simple abrazo es la fuerza que puede tirar muros, cambiar la marea y ablandar corazones. Es el camino más seguro a la paz.

Un abrazo de hermandad nos puede regresar la ternura y la bondad que borramos del mapa hace muchos años.

Y por definición, es un acto minimalista y desinteresado que puede cambiar la vida de una persona.

Pasamos demasiado tiempo sentados en nuestras computadoras, frente al televisor, mirando la pantalla del iPhone. Resulta paradójico que estemos en la era de las redes sociales, pero también en la era de la deshumanización.

Un movimiento internacional

Gracias a este video me enteré que existe un movimiento internacional llamado Free Hughs, creado por el australiano Juan Mann. Él comenzó pensando que un acto aleatorio gentil podía cambiar al mundo y lo está logrando gracias a que muchas personas comparten esta simple visión: abrazar a un extraño.

Hay mucha información al respecto en el sitio oficial y también hay ideas para comenzar un movimiento igual en tu área.

Creo que si no hay nada que hacer en una tarde de domingo, ¿no valdría la pena salir, abrazar gratis y poner sonrisas en los rostros de la gente?

Por mi parte puedo decir que me encanta la idea. No me cuesta nada, lo puedo hacer en cualquier momento y contribuyo a un mundo mejor.

LINK a Free Hugs Campaign

468 ad
  • Fantástico.

    Esperemos que el nivel de cinismo en el mundo no sobrepase la acción que persigue esta iniciativa.

    Y por qué no, ¡un abrazo!

    Saludos.

  • Jo, qué bonito el video y el post. Me ha llegado.

  • MARIA AIDA

    un abrazo para ti y para todo aquel que lea esto

  • Desde luego es una bellísima iniciativa. Ojalá no nos costará tanto recibir y dar un abrazo.

    Un abrazo,

    Inma.

  • Abrazos para todas y todos.

  • El video me enterneció y sacó de la corredera que traigo encima, gracias!

    Confieso que hicimos esto mi hermana, amigas y yo hace meses en el Zócalo de la Ciudad de México, portamos carletes coloridos y dimos abrazos, la verdad es que fue una tarea encomendada por un terapeuta pues una de las chicas había sido violentada años atras.

    En fin, fue primero un reto, el Zócalo, lleno de "gente" peligroso-desconocida, seguro nos querrían abrazar hombres aprovechados, con quien sabe que higiene, pensando quien sabe que cosa… ¿te fijas? *PREJUICIOS y más prejuicios*.

    Aprendí que el juicio y prejuicio nos dividen, nos debilitaN, nos empobrecen.

    Lo que encontré fueron rostros iluminados por sonrisas francas, cálidas miradas que sin decir nada reconfortaban, nos sorprendió ver que más de uno lloró, incluidas nosotras.

    Muchos no querían el abrazo porque decían que no tenían nada a cambio que dar (dinero). ¿Estamos acostumbrados a comprar afecto? ¿Estamos en relaciones por conveniencia?

    Un abrazo llena el alma y despierta eso que poco a poquito aniquilamos, la hermandad, la confianza, la cercanía.

    A diario me digo, humanos todos, hechos de lo mismo, viviendo circunstancia similares.

    Que ingrata es la indiferencia, para con la invaluable oportunidad de respirar y amar.

    Gran post señor Chocobuda.

    Abrazos llenos de cariño para todos! 🙂

    ESTELA VV

  • Pingback: » Harto de la Desconfianza :Sabia Vida()