Mitos sobre el minimalismo desmentidos

Posted by on enero 20, 2011 in Minimalismo, Vida | 15 comments

En últimas fechas he estado muy atento a cómo se ha estado desarrollando el movimiento minimalista en español y a pesar de que cada vez somos más los que nos ocupamos de llevar este sistema de vida, me doy cuenta que falta mucho para que la gente comprenda 100% nuestra escuela de pensamiento.

Hay muchas malas concepciones y mitos al rededor del minimalismo. Los más comunes los escribiré en esta lista para ir explicándolos.

Son unos conformistas

No. Los minimalistas no somos conformistas. De hecho nuestra búsqueda es muy grande y compleja porque trascendemos el hambre por lo material. El tener un auto del año no significa nada comparado con el poder de una mente en paz y lista para la toma de decisiones con sabiduría.

Claro que no negamos que simplemente es necesario tener una casa, que nos gusta dormir en una cama cómoda y que disfrutamos una buena comida.

La diferencia es que no nos obsesionamos con ello y mantenemos nuestras compras al mínimo indispensable para vivir bien.

Dices que eres minimalista porque eres pobre

No, digo que soy minimalista porque mi riqueza y felicidad están en los placeres simples.

Llevar el minimalismo como estilo de vida no significa tener poco dinero. Significa usarlo de manera inteligente y sólo para lo estrictamente necesario, haciendo buenas inversiones y reservando un poco para la vejez.

No descarto que muchos de nosotros estemos en situaciones económicas apretadas, pero esto le puede pasar a todo mundo.

Sin duda alguna, ser minimalista ayuda mucho porque enfocamos los recursos a vivir bien con poco.

Ser rico no significa tener mucho, sino necesitar menos.

Ser minimalista es ser mediocre

La mediocridad viene cuando tú mismo detienes tu desarrollo personal. De nuevo, nosotros medimos el credimiento con base en logros, aprendizaje y en el valor de nuestras relaciones personales.

Un nuevo sistema de sonido jamás podrá competir con la experiencia de vivir una tarde acompañado de amigos.

El comprar el mejor teléfono celular no significa nada comparado con el placer de terminar de leer una novela.

Un minimalista siempre está buscando conocer, leer y aprender. Ser minimalista es usar todo tu potencial y ser creativo de tiempo completo.

Nos liberamos de las cadenas del consumo sin sentido y volamos hacia cielos abiertos.

Ser minimalista es ser un valemadres*

No. Los minimalistas nos preocupamos y nos comprometemos tanto o más como cualquier otra persona.

La gran diferencia es que sabemos enfocar nuestras energías a lo que realmente vale la pena. Preocuparse por la economía, sólo hace el problema más duro.

Nosotros buscamos soluciones, trabajamos en resolver los problemas, no en hacerlos más grandes.

Un minimalista jamás se preocupará porque un auto no funciona, porque no puede comprar una televisión nueva o porque se rompió la taza que trajo la abuela de su último viaje.

Nos ocupamos en resolver y estar tranquilos porque la desesperación hace que tomes las peores decisiones.

*Modismo en español mexicano para indiferentedespreocupado.

¿Minimalismo? Más bien eres comunista

No. El comunismo es una corriente del pensamiento humano y económico que demostró en la práctica que no funciona.

Ser minimalista es aplicar los recursos en donde se necesita. No nos enganchamos en los trucos de la mercadotecnia y hacemos consumo responsable.

Estamos seguros que la mentalidad capitalista es incorrecta, justo por eso buscamos un equilibrio entre consumo, acumulación de capital y trabajo.

Vas contra la corriente. En esta sociedad tienes que consumir o no eres nadie

Incorrecto. El minimalismo ha probado una y otra vez ser una forma exitosa de sanear las finanzas personales.

También aprendemos a ver la mercadotecnia y la publicidad como instrumentos de venta terribles. Comprendemos cómo funcionan las necesidades implantadas y nos volvemos inmunes. Esto resulta en mejores decisiones de compra y hábitos de consumo.

Creemos que el valor de la persona está en sus actos y en su bondad, no en sus posesiones.

El minimalismo está en contra de la civilización. Si todos dejaran de comprar, se perederían millones de empleos y la economía se derrumbaría.

Si crees que la economía se derrumbaría, necesitas leer las noticias más seguido.

La economía del mundo está cayendo en picada porque convertimos nuestra civilización en un sistema insostenible.

No sé en que punto de la historia el ser humano se convirtió en un virus: llega a un lugar, se instala, se reproduce, consume todos los recursos y devasta el lugar; y se mueve a otro para repetir el patrón.

El hambre de dinero de las corporaciones hizo que este mundo se volviera peligroso y que nuestro desarrollo como especie se basara en la producción, mercadotecnia y venta.

Los minimalistas no dejamos de comprar. Al contrario, somos tan consumidores como todos. La gran diferencia es que lo hacemos con más información y nos involucramos más en los procesos.

Aplicamos el minimalismo a nuestro consumo de productos y de información; esto hace que nuestro impacto en el medio ambiente sea pequeño.

El minimalismo es una religión

No. A pesar de que el minimalismo tiene fuertes raíces budistas, no es una religión. Es una escuela del pensamiento humano que simplemente tiene mucho sentido en estos tiempos.

Como siempre en la raza humana, no descarto la posibilidad de que haya alguien que lo lleve al extremo, pero creo que serían muy pocos casos.

El minimalismo moderno nació por que el ritmo de vida y economía actuales son insostenibles.

Lo que es un hecho que no se puede negar, es que al tener una vida sencilla y enfocada hacia el interior de nuestras mente y corazón, se lleva una vida mucho más feliz, con menos preocupaciones.

Nadie más que tú es minimalista. Te vas a quedar solo

Al contrario. El camino minimalista ha puesto amigos y relaciones maravillosas en nuestras vidas. Formamos una comunidad internacional que comparte los mismos valores, nos reímos de la vida y nos ayudamos unos a otros.

De hecho, el camino de vida minimalista es tan maravilloso que produce mucha curiosidad y poco a poco la gente lo va conociendo más.

Al principio no nos entienden, pero cuando nos ven felices, sanos y más sonrientes, la gente se interesa y comienza a aplicar consejos que aportamos.

Somos muchos más ahora de los que éramos hace 10 años.

—-

Como ves, esta lista no está completa. Estoy seguro que hay muchos malos conceptos flotando allá afuera que necesitan ser desmentidos. ¿Quieres compartir alguno? ¡Adelante! Para eso están los comentarios.

  • Muy buen artículo.

    Al final, el minimalismo lo resumiría a es aquello que a nivel material y espiritual llena mis necesidades primordiales y me lleva a un estado de paz conmigo y con los que me rodean.

    No más, no menos.

    Un abrazo.

  • Hola Hermano:

    Has escrito poesía pura en esta entrada, creo que de manera personal me ha tocado mucho esta entrada, pues me das muchas más herramientas para este camino que he decido tomar.

    Me siento feliz de ver cómo se está desarrollando todo alrededor del Minimalismo, es una forma de ver la vida mucho más práctica y divertida definitivamente.

    Mil Gracias por hacer este tipo de grandes reflexiones.

    Saludos,

    Omar Carreño

  • Que tal amigo

    Como en todo, la gente que no lo practica y lo desconoce empieza a hacer especulaciones, pero nada sin fundamentos.

    Post como estos son los que nos ayudan a comprender bien de que se trata.

    Saludos y visita mi nuevo blog y dame tu opinion 🙂

  • Pingback: Morbi recomienda #16 — Blog y Lana finanzas personales que se entienden()

  • ¿Entonces un minimalista es un pragmático sin dinero?

    • Morex

      Hola, León.

      No, para nada. Como dije en el artículo, ser minimalista no es estar sin dinero. Es simplemente comprar absolutamente lo necesario para vivir y enfocar el resto de tu tiempo y fuerza en el desarrollo personal y el conocimiento.

  • edu

    León, un minimalista no es un pragmático sin dinero. Como bien se menciona en el artículo la pobreza no es sinónimo de minimalismo, sino de consumo responsable. Despilfarrar el dinero o hacer compras innecesarias tampoco es sinónimo de abundancia.

    Excelente artículo. Saludos!

  • Ana

    Hola me gustó el post… yo agregaría esto a la lista:

    El minimalismo NO ES UNA MODA sino una filosofía de vida que te lleva a hacer un análisis de qué es lo más importante para tí y dejar fuera todo lo demás.

  • Angel

    Es muy cierto lo que dices, de algun modo en el pensamiento de las personas (incluyome) esta muy metida la costumbre de comprar cosas como forma de diversión y como bandera de estatus social. Y, por desgracias, dejamos de hacer aquellas cosas que de verdad dan felicidad. Yo en mi caso, recuerdo con una enorme sonrisa las inumerables veces que, siendo niño, salía con mis padres y mis hermanos de picnic a Chapultepec o a dar una larga caminata a Teotihuacan. 🙂 Son momentos como esos los que se quedan en tu memoria.

    Por otro lado, no puedo evitar pensar en la cantidad de gadgets que he comprado y el mucho dinero que he tirado a la basura al hacerlo 🙁 me hace sentir como si hubiera sido estafado.

  • El post es increíble. Una gran guía para comprender qué es ser minimalista a la gente que no lo tiene claro.

    Me ha gustado especialmente la comparación del humano como un virus, es algo que yo también llevo pensando desde hace tiempo. Lo bueno es que tenemos la opción de cambiar nuestro comportamiento y hacerlo más sostenible ecológicamente.

  • Muy buen articulo en serio. Soy salvadoreño y también soy católico, y creo que fue por eso que al principio me dio un poco de desconfianza el minimalismo por sus orígenes en si. Después decidí comenzar a aplicar ciertas practicas minimalistas mas por necesidad que por otra cosa ($6.00 diarios de sueldo no prometen mucho en estos países), pero desde que empece a estudiar la vida de San Francisco de Asís, me di cuenta que el minimalismo no es una religión, Francisco demostró que es una actitud hacia la vida (creo que las actitudes son mas activas que los pensamientos). Yo creo personalmente en que una persona puede profesar cualquier religión que desee y ser minimalista a la vez, y esto no supone un conflicto moral o de conceptos. Respecto a que nos vamos a quedar solos, no lo creo ya que para mi, el minimalismo es n camino individual, pero no es aislacionista o algo asi….. Creo que alguien que no es minimalista y un minimalista pueden ser muy buenos amigos (de todas formas, la amistad no esta definida realmente por las costumbres de uno u otro, sino por los lazos de lealtad mutuos), así que si me preguntan, creo en un minimalismo cristiano como el de Francisco de Asís…..

    • Ana

      Hola Salvador:

      Me gustó tu cometnario, recuerda que Jesucristo también fue minimalista cuando le decia a los apostoles que llevaran una sola túnica y unas solas zandalias. Estas dos cosas fueron sus únicas pertenencias toda su vida. También predicó que buscaramos los tesoros del Reino de los cielos y no los de la tierra…. Jesucristo fue minimalista!

  • Magnifica recopilación de falsos mitos del minimalismo.
    Soy persona de profundas creencias religiosas que en nada son incompatibles con el minimalismo, filosofía que he descubierto por mi mismo y ahora estoy ampliando con vuestras experiencias que las estoy adaptando al vivir de los necesitados que somos los desempleados, pues esta filosofía de viva puede ser el bote que les saque del ahogamiento… como repetidamente he posteado en mi blog y en otrs sitios web donde participo, a mod de ejemplo pongo el último post sobre el tema: http://tribunaavalon.blogspot.com/2011/04/vivir-minimalista-para-sobrevivir.html

    Repito mis felicitaciones por su obra.

  • Itsu Mrn

    Curiosamente toda la vida me inculcaron vivir el minimalismo (en parte por preceptos cristianos y en otra parte por convicción de mis papás) y hasta ahora que llego a tu blog me doy cuenta de que es toda una filosofía para la vida. Y la gente me han dicho todo lo que aquí mencionas, sobre todo “conformista”, “perdedora”, “falta de aspiraciones”… Ni para ponerme a discutir con ellos, la verdad 😉

  • ziriako ziriako

    Chingon (modismo mexicano para decir muy bueno, jajaja es broma)
    Saludos desde Mexico hermanos

  • Pingback: Ser minimalista y no morir en el intento()

  • BiCHoS Mediavilla

    Gracias Kyõnin…. Estoy iniciando un camino hacia el consumo más sostenible y tus escritos me orientan…cuando las palabras a son sabias y nacidas del corazón perduran en el tiempo