El poder de hacer sin hacer [Minimalismo extremo]

Posted by on marzo 29, 2011 in Budismo, Minimalismo, Vida | 9 comments

Por contradictorio que parezca, muchas veces la solución a los problemas más grandes está en no hacer nada.

No, no me volví emo ni tampoco soy nini.

Imagina el problema más grande que jamás hayas tenido. Todos pasamos por tiempos oscuros en nuestras vidas, donde el universo parece conspirar contra nosotros. Las flores no florecen, el aire es áspero, toda la comida sabe más y las sonrisas son remplazadas por lágrimas.

Este problema enorme que cambió tu mundo, te causó angustia y pesar. Pero poco a poco saliste de él y fue quedando en el pasado. Aprendiste y creciste.

Si volteas y ves el problema hoy, ¿no te hubiera gustado que te causara menos daño y que la solución hubiera aparecido por arte de magia?

Por supuesto no es posible cambiar el pasado… y eso es muy bueno. El pasado, esté como esté, es perfecto porque es lo que te forjó para ser la persona que eres hoy.

Si lo piensas y realmente haces un análisis a conciencia, quizá el problema no era tan enorme, sino que lo amplificaste con tu reacción.

Esta cultura nos ha enseñado que en la vida hay que tener reacciones dramáticas prefabricadas a la adversidad. Hay que llorar, gritar y desgarrarnos la ropa ante la muerte. Hay que tomar tequila y cantar canciones lacerantes ante el desamor. Hay que deprimirse y sentirse el tonto más grande del mundo ante el fracaso. Hay que sentir culpa de todo.

Pero, ¿no serían los problemas menos amargos si estuviéramos en calma para poder pensar qué hacer? No tiene nada de malo tener drama en situaciones serias, pero el problema es que el drama dura más de lo que debería. Así llamamos más la atención, nos encanta sentir culpa… pero son rocas gigantes que cargamos en la espalda.

Cuando entendemos esto, sabemos el valor de conservar la calma durante las crisis. Antes de reaccionar, hay que tomar un momento para detenerse y pensar.

Si le damos a nuestra mente unos minutos de espacio, podremos tomar mejores decisiones sin engancharnos en el calor de la situación.

Hacer sin hacer. Movernos sin movernos. Sentarse y ver las cosas sin apegos para poder pensar.

Esto es minimalismo. Esto es zen.

Nota chocobudista: El poder de detenerse y dar espacio a la mente sólo se obtienen mediante la meditación como hábito. Ver las cosas sin apegos para poder actuar en situaciones de crisis cultivan Acción Correcta, Concentración Correcta, Pensamiento Correcto; que son parte del Camino Óctuple.

 

  • Por un momento pensé: "¡Ya lo perdimos!" 🙂

    Ya más en serio, al menos en México, la cultura de la culpa, y por ende, el drama, está arraigada hasta la médula.

    Debemos aprender a darle su justa dimensión a los problemas, por grandes y complicados que éstos parezcan, y ocuparse en ello acorde a ello, sin tanto aspaviento.

    Un saludo.

  • Raúl Retana

    ¡Hacer menos es más!

  • Carolina

    Te leo desde mi reader regularmente, me gusta tu enfoque.
    Actualmente estoy saliendo con un budista y hay algunas cosas que se me complican, supongo que es más difícil entender ciertos puntos del budismo cuando existe una relación por el medio y toda una vida con otra religión.
    La parte que más me cuesta es la del apego, como a la mayoría, y la meditación, que con mi mente super activa me trae trabajo.
    En fin, te dejo saludos y agradezco tus escritos para los que hemos vivido la vida de una forma diferente.

  • Julio Valle

    Excelente artículo Sr. Chocobuda. En post pasados vi que hubo un taller de meditación, por desgracia te comencé a leer después que empezara ese taller y quiero preguntarte si tienes la intención de volver a realizarlo, por que si es así estaría encantado de poder tomarlo, actualmente medito 10 minutos por las noches, pero me gustaría poder asistir a un taller impartido por "El Chocobuda", un abrazo un un saludo de tu amigo Julio Valle.

  • daniel valdez

    LO que son las cosas, te cabo de leer y suena complicadamente sencillo, en lo particular mi relación , la cual creí que seria la mujer, madre de mis hijos esta en stan by es complicado y duele como sabrán, pero confió en que las cosas seran de la mejor manera… concuerdo contigo cabeza fría… es complicado pero no imposible y confió en que este sera un nuevo escalón. gracias 🙂

  • En mi pueblo le decimos "olvidar al puritito estilo Jalisco" (con lágrima, drama, jolgorioy borrachera incluida)
    Esto de autogobernare es todo un reto mi Chocobuda, un camino que jamás termina.

    Me considero temperamental, la parte emocional-amorosa ha sido siempre la parte que más se me complica, ¿por qué?. Por eso, por berrinchuda, caprichosa, consentida, temperamental, porque lo que depende de mi me es fácil, pero la vida en pareja donde uno tiene que confiar y soltar al menos el 50% de la responsabilidad me es todo un tema. Hoy miro lo que fue, veo que me han acompañado maravillosos hombres, generosos, buenos, gentiles a quienes lleve a su punto límite.

    Mucho tiempo pensé que si no había drama de por medio era algo que no valía la pena.
    En "mi mundo loco" todo se arreglaba de inmediato, así corriera sangre o lágrimas.
    Me gusta vivir intensamente, hoy valoro la estabilidad y le meto intensidad al ejercicio o a mis clases con niños.

    Gracias por tu post que sale directo del corazón. Abrazo a todos!
    ESTELAVV

  • cinembrollos

    Realmente las cosas llegan solas y este articulo llega justo en el momento indicado.

  • Ana Julieta

    Sorry por la faltota de ortografía quise decir "ajeno"

  • Cultivo el "desapego" como un valor, una virtud, y nunca he sido dado a meditar. Creo que la meditación puede servir a mucha gente, pero no es algo imprescindible para alcanzar la paz de espíritu.

    Considero algunos de tus artículos un poco –bastante– radicales en ciertos asuntos, pero me gusta tu enfoque en cuanto al desapego 😉