Flojito y cooperando [Dharma cotidiano]

Posted by on Febrero 20, 2012 in Budismo, Vida | 6 comments

Flojito y cooperando [Dharma cotidiano]

 

La clásica frase mexicana flojito y cooperando la hemos escuchado muchas veces en un contexto de humor.

Implica no oponer resistencia (flojo = mal atado, sin fuerza) y aceptar lo que venga sin cuestionar. Con regularidad se aplica para cuando, en una charla coloquial, relatamos que no existe más opción más que encarar la realidad.

A pesar de que hay un sinnúmero de chistes y bromas al respecto, flojito y cooperando es todo un estatuto de sabiduría que tiene que ver mucho con el dharma y con dukkha (sufrimiento); aunque usted no lo crea.

Y es que el Buda, dentro de las Cuatro Nobles Verdades vio que el sufrimiento tiene un origen. En muy pocas palabras: sufrimos por nuestros apegos y por nuestras aversiones.

Hemos hablado mucho sobre apegos, así que hoy nos enfocaremos a las aversiones, que son otro matiz de los apegos.

Aversión es la resistencia a la insatisfactoriedad de la vida. 

Es decir que si algo no nos gusta, no cumple nuestras expectativas, no nos hace felices o no sabe bien; lo repudiamos.

Odiamos que nos dejen plantados, al jefe, el dolor y la enfermedad, la visita al médico, los trámites burocráticos, las reuniones familiares, cierta comida, X tipo de música… y sufrimos por ello.

El sentimiento de incomodidad y desesperación vienen porque simplemente no podemos aceptar la realidad, llenándonos de ira y de ganas de salir huyendo.

Pero como no podemos, sufrimos.

Esta condición de repudio a la  naturaleza de las cosas nos lleva a no pensar con la cabeza, a actuar como bebés berrinchudos  y a hacer drama gratuito.

¿Qué no sería más fácil entender la realidad como es y simplemente flotar sobre ella?

Cando aceptamos las cosas como son, la vida es mucho más fácil. Incluso las situaciones más fuertes de enfermedad y muerte de algún ser querido.

Una de las cosas que más me gusta del dharma es su crudeza. Por ejemplo: si tienes cáncer, el budismo no te consiente ni te llena de eufemismos. El budismo te dice: sí, tienes cáncer y vas a morir. Esa es la realidad. Ahora, ¿qué vas a hacer para no pasarla mal y aprovechar al máximo tu vida?

Aceptación no significa que debemos ser conformistas. Todo lo contrario. Debemos seguir con nuestros objetivos y con nuestra vida, pero fluyendo con la dificultad. Incluso usándola en nuestro beneficio.

He visto muchas personas sufrir por que llueve o porque hay tráfico en la ciudad. En ambos casos no podemos hacer nada para cambiar esas realidades, pero sí podemos hacer mucho para aprovecharlas.

Me pongo como ejemplo. Cuando tenía auto pasaba a veces hasta 6 horas al día en el tráfico. Desesperante para cualquiera, ¿no? Al principio lo sufrí mucho, pero decidí convertir esas 6 horas en una experiencia didáctica y aprendí mandarín básico vía podcasts.

La experiencia era tan buena que a veces no me gustaba llegar a mi destino, ¡sólo por no dejar una lección a medias!

Me puse flojito y cooperé con el tráfico. Acepté que el tráfico en la ciudad jamás mejorará, sino todo lo contrario. Esa era la realidad que me causaba sufrimiento. Si no había opción más que usar el auto para mi trabajo, mejor me adapté y usé ese tiempo de forma productiva.

Cuando ya no tuve auto, convertí las horas de transporte público en horas de lectura.

Aceptar la realidad como es cuesta trabajo. Nos educan a obtener lo que queremos justo en el momento que lo pedimos y no tenemos la paciencia ni la sabiduría para simplemente dejar pasar las cosas y fluir con ellas.

Cuando vemos las cosas como son, podemos pensar con claridad y de forma desapegada.

Mucho del sufrimiento que tenemos no sólo es por aversión, sino por falta de creatividad.

¿Cuál es tu motivo de sufrimiento? ¿Es posible ser creativo para darle vuelta a los problemas? ¡Dilo en los comentarios!

468 ad
  • Ah, lo que más me molesta es que la gente piensa que ella vive sola en el Universo y como tal, no les importan los demás.

    Me puedo poner creativo para hacerles entender lo contrario (y lo he hecho, a veces con consecuencias no gratas), pero al final, como bien dices, no los puedo cambiar y es mejor sacar el mejor partido de la situación.

    Yo soy de crear historias cuando voy manejando, y las personas que van a mi alrededor, son los personajes. Se mete uno unas divertidas…

    Saludos.

  • excelente! si cada vez observo mejor este tipo de situaciones y de que nunca vivimos en el presente, por nuestra poca atención a las cosas. No nos damos cuenta de que ya la mente se nos fue al futuro apegados a ilusiones pero como no estamos lúcidos no sabemos que estamos atrapados en la ilusión.
    Es tipico del intelectual que se queje por todo y se frustre… o del jóven…
    A veces uno se da cuenta de lo simple que puede ser, como dicen “si no tiene solución de qué te preocupas?, y si sí tiene solución de qué te preocupas?”
    Y claro esto no nos hace conformistas, simplemente hay que saber fluir con todos estos problemas que al final sabemos que los problemas se hacen problemas porque nos aferramos a ellos como tales. Y cuando sabe uno que puede mejorar la existencia, en vez de conformista, hasta queremos que el problema surga para poder mejorar cada vez más… y así nuestro sufrimiento se hace nuestro amigo.

    • Morex

      Un maestro muy querido dice: si te vuelves uno con el sufrimiento, entonces no habrá nadie para sentirlo.

  • “El dolor es inevitable, el sufrimiento es opcional”, al leer esta frase se me aclararon muchas cosas, es inevitable que pasen las cosas, las cuales muchas veces no nos gustan y es chistoso pues cuando no tienes el valor suficiente para “cuestionarte (como alguna vez leí por acá)”, no sabes que no te gustan por no ser consiente y responsable de todas tus acciones. Me hace mucho sentido lo que vi este fin de semana en una película y viene muy bien sobre este tema, -era un niño huérfano, su padre había sido relojero y le enseño a él a reparar maquinas, al morir su padre el niño termina en manos de su tío borracho en pocas palabras solo. El chiste es que el niño, sigue reparando cosas y sobre todo una, la cual había sido un proyecto entre su padre y el, para no hacerles el cuento más largo tiene un dialogo con una niña y es algo así; “Los hombres son como las maquinas, si no saben su objetivo están descompuestos, pues si un reloj no da la hora que es su objetivo, está descompuesto, así los hombres si no saben cuál es su objetivo, creo que al hacernos consientes o bueno hablando en primera persona, creo que conformé me voy haciendo más consiente de mis acciones de mi vida, de mis pensamientos, de mi aquí y mi ahora, poco apoco percibo esas aversiones de las cuales antes no era ni remotamente consiente y como dices muy bien tiene que ver con mi apego a las cosas, tal vez por un miedo a vivir(entendido como un constante prueba y error, a mil equivocaciones y mil correcciones, a un constante “flojito y cooperando”).
    Un saludo Morex.

  • “El sentimiento de incomodidad y desesperación vienen porque simplemente no podemos aceptar la realidad, llenándonos de ira y de ganas de salir huyendo.

    Pero como no podemos, sufrimos.”

    Vamos, que con estas frases has descrito estos dos últimos meses en mi vida. Sin embargo, no puedo dejar de preguntarme si “aceptar la realidad” es igual al “así son las cosas y te aguantas”, referido a las nefastas prácticas de corrupción y abuso laboral, por ejemplo. Y en ese caso, si la creatividad consistiría en buscar otro empleo o emprender un negocio. Si no dejas que te afecte, ¿cómo puedes promover una transformación positiva?

    Agradecería una respuesta, leo el blog con frecuencia y me inspira lo que he leído.

    Gracias.

    • Morex

      Hola, Aurea.

      Promover una transformación positiva es cuestión de opción en muchos casos. Si el trabajo es la razón de tu sufrimiento, nada te obliga a estar ahí.

      Yo sé que estos tiempos son duros y que hay que mantener el empleo por el mayor tiempo posible. Eso me queda muy claro. Pero además de dinero, necesitamos nuestra salud y dignidad como parte de una vida sana y feliz.

      En tus manos está la opción de seguir dejando que abusen de ti o romper el ciclo y salir adelante. En mi pueblo dicen que “el valiente dura hasta que el cobarde lo deja”.

      Claro que esta opción no significa ser irresponsable o hacer las cosas sin pensar. Si la salida es abrir un negocio o buscar un empleo, comienza a moverte ya sin dejar el empleo actual.

      Romper la cadena de sufrimiento es duro, pero posible.

      Aceptar y navegar con la dificultad no significa abandonarte a la derrota o ser conformista, sino ser creativo y siempre mirar hacia arriba (con los pies en la tierra).

      Si quieres hablar más de esto, mándame un correo a elchocobuda ARROBA gmail.com

      Saludos!