Experimenta con todo ¡Sin miedo!

Posted by on Marzo 12, 2012 in Productividad, Vida | 7 comments

Experimenta con todo ¡Sin miedo!

En el artículo ¡Insurrección! Cuestiona tus valores familiares, mencioné la importancia de nunca dar las cosas por hecho y de jamás permitirnos sentir demasiado cómodos con nuestros valores, ética y manera de resolver problemas.

Esto es porque el verdadero espíritu humano, el que logra cambios, el que descubre tierras inexploradas y el que nos hace lanzar estaciones espaciales; nunca descansa y siempre está buscando mejorar.

Lo que nos impulsa a ser mejores comienza con la pregunta ¿Por qué tiene que ser así?

Pero para que este cuestionamiento sea valioso y se convierta en la semilla del cambio, debe abrir un periodo de investigación y de experimentación. Con un simple método de prueba y error podemos encontrar lo que buscamos.

Como ejemplo me usaré a mi mismo.

En las últimas semanas he estado cuestionando mucho mi forma de trabajo, de pensar, de perder el tiempo y de cumplir lo que necesito hacer. El resultado es que no estoy donde quiero estar y necesito cambiar mi sistema de producción.

Acto seguido, tomé algún tiempo para listar lo que me hace feliz, todo lo que hago y cómo lo hago. Puse todo en papel porque es más fácil entender con listas y diagramas, es decir, visualmente.

Me di cuenta de todos los huecos en mi sistema y todos los hoyos negros que succionan mi tiempo y mi atención.  Leí un par de libros al respecto y modifiqué mi método de producción diaria, que aún sigue en etapa experimental. Pronto comentaré el resultado.

Así como podemos experimentar con la productividad, podemos poner a prueba nuestra condición física, buscar qué alimentación es el adecuado, cómo relacionarnos mejor con las personas y hasta podemos encontrar un mejor sistema de filosofía y creencias. Esas son las buenas noticias.

Las malas noticias es que cuesta trabajo, disposición y energía para levantarnos de nuestro gran trasero, cuestionar y actuar.

Hacer un cambio de hábito es posible, siempre y cuando sepamos que hay esfuerzo de por medio y que no hay atajos ni seres mágicos que nos ayuden.

Para comenzar a experimentar, recomiendo seguir estos pasos:

  1. Cuestiona la realidad. ¿Hay una mejor forma de hacer esto? ¿Así tiene que ser? ¿Estoy cómodo con esta situación?
  2. Analiza cómo haces las cosas. En una libreta escriba listas y pasos de cómo resuelves los problemas. Mira todo desde arriba, con otra perspectiva. Así localizarás todo lo que falla y que puede mejorar.
  3. A documentarse. Lee libros, blogs, artículos y todo lo que encuentres sobre lo que quieres cambiar. Es muy posible que haya alguien que lo descubrió antes que tú y tienes mucho qué aprender.
  4. Crea el nuevo sistema. En papel escribe los nuevos pasos para resolver tu problema. IMPORTANTE: Tu nuevo sistema tiene que seguir las Reglas de la Experimentación marcadas abajo.
  5. Pon todo a prueba. Es hora de actuar. Usa todo el tiempo tu nuevo sistema. Revisa los resultados.
  6. Modifica si es necesario. ¿Hay cambios? ¿Terminaste trabajando más? Modifica o elimina lo que no funcione y regresa al paso 5.
  7. Comparte. Enseña a los demás tus hallazgos para que la humanidad se beneficie. Sé generoso.

Por supuesto, los siete pasos anteriores no son obligatorios. ¿Estás cuestionando mi sistema de experimentación? ¡Modifícalo a tu conveniencia!

A lo largo de los años he escuchado a muchas personas que se escudan en la experimentación para hacer cosas irresponsables y nocivas. Usa tu sentido común. Si vas a conducir un experimento en ti mismo, sé responsable y sigue estas reglas.

Reglas de la Experimentación

  1. Que sea legal
  2. Que no dañe a nadie, ni a ti mismo
  3. Usa tu sentido común y lógica

Yo he estado experimentando con el ejercicio, alimentación, meditación, mis valores y hasta cómo cocino pasta. Ahora es tu turno. ¿Con qué estás experimentando actualmente?

468 ad
  • Buen artículo; precisamente hoy leí esta frase que comparto pues me parece que va de acuerdo con el cuestionarnos todo: “Se deja de pensar, cuando creemos que algo esta bien, solo porque todo el mundo lo cree”.

  • Que difícil me ha sido ir modificando mi educación, cambiando mis hábitos, mis costumbres, dejando de lado una vida sin compromiso, donde todo lo que me pasaba era provocado por agentes externos y nunca lograba ver que mucho de lo que me pasaba o tal vez casi todo era consecuencia de mi decisión.
    Y lo que en mi caso a costado mas trabajo es hacerme aun lado del bombardeo constante de todo mi entorno, en esa depuración de hábitos, de optimizar mis tiempos mis pensamientos y no con la idea única de que todo lo que haga sea productivo o deje un beneficio, es que sigo experimentando en como cuestionarme constante mente para no caer en un estado de confort y mantenerme enfocado en lo que persigo.

  • el ponerse de ejemplo puede dar pie a que nos concideren egocentristas, pero tambien creo que es la mejor información que poseemos: nuestra experiencia.

    una de las grandes cosas que pasaron en mi infancia fué el tener unos padres llenos de sabiduría cotidiana, y bajo la regla de la casa me fué dado el mejor de los regalos para la vida adulta: “puedes hacer lo que se te venga en gana, pero nunca pasando encima de los demas”. al leer tus reglas inmediatamente lo relaciné con esta frase, y déjame decirte que si es bastante complicado ponerla en operación.

    nunca falta el individuo que pretende tener el conocimeito máximo de algún tema y no admite ningún tipo de observación, esa gente sólo la hago a un lado y continúo mi camino, ya que hace muchos años aprendí el verdadero significado de “la información es poder”, el PODER transmitirla es realmente la forma en la que creces, quedarte con el conocimiento lo vuelve algo muerto, inactivo, caduco, si no compartes no creces y no permites crecer a la gente que se relaciona contigo. y ahí entra directamente lo que comentas, si no eres capaz de maravillarte con lo que te rodea, no serás capaz de cuestionarlo y no padrás experimentar cosas nuevas.

    fíjate que la forma como expresas tu método me recuerda mucho el ciclo de deming, por aquello de: planea, realiza, verifica y analiza para volver a planear… ups, ya me extendí.

    me gustó el post señor

  • Jose Del Toro

    La inacción produce dudas y miedo. La acción genera confianza y coraje. Si quieres vencer el miedo, no te quedes en casa pensando en ello. Sal y ponte a trabajar. Creo que eso resume tu post. Excelente, como siempre, por cierto.

  • Es muy cómodo quedarse igual, pero si uno quiere mejorar, tiene que experimentar. Yo me encuentro ahora realizando un experimento: http://www.minimoblog.com/2012/03/tres-meses-con-agua-experimento.html
    Un saludo

  • Es muy cómodo quedarse igual, pero si uno quiere mejorar, tiene que experimentar. Yo me encuentro ahora realizando un experimento: http://www.minimoblog.com/2012/03/tres-meses-con-agua-experimento.html
    Un saludo

  • Stephany Santiago

    Estoy experimentando actualmente con el hábito de de meditar, de tomarme con más ligereza las cosas, terminar lo que empiezo y vivir el momento. Suena algo sencillo, pero a mí particularmente me ha costado demasiado, hasta ahora todo bien, pero mantenerse estable es duro. Comparto entonces, nada mejor que experimentar 🙂