La esperanza y las ilusiones no sirven para nada

Posted by on octubre 24, 2012 in Budismo, Zen | 9 comments

La esperanza y las ilusiones no sirven para nada

Este post responde a varios comentarios y correos que recibidos en reacción al artículo Para ti, que estás llorando porque alguien te engañó, donde Kodo Roshi dice:

Tener ilusiones significa ser inestable. Tener ilusiones significa ser controlado por la situación.

Nuestra cultura valora e impulsa tener sueños vacíos en los que construimos realidades alternas donde todo nos favorece. Pasamos horas enteras elaborando fantasías donde tenemos todo el dinero, la pareja ideal, el trabajo perfecto y hasta ganamos el Premio Nobel.

En la imaginación nadie ha muerto, el amor es eterno y perfecto y algunos hasta llegan a dirigir una nación.

Por otro lado, nos implantan la idea de que, ante la desesperación, debemos aferrarnos a una fantasía donde todos los problemas ya terminaron. La esperanza es parte implícita de nuestro desarrollo.

Debemos tener esperanza de que las cosas cambiarán, de que los políticos serán honorables, de que un ser amado no morirá y de que nuestras finanzas personales sanarán tan sólo con desearlo.

Incluso muchas personas viven con la ilusión de que al morir irán al cielo a encontrarnos con los que extrañamos y que un amigo imaginario redentor saneará todos sus pecados.

La esperanza y la ilusión están tan bien integradas a la mente colectiva, que existen métodos comerciales para crear fantasías e imaginar cosas; clamando que la Ley de la Atracción es el secreto arcano de los exitosos. Estos timadores venden la idea de que el universo proveerá todo lo que desees, si lo deseas con mucha, mucha fuerza y  usando su método mágico.

Hacemos todo lo que sea posible con tal de no aceptar la realidad como es. Nos aferramos a ficciones basadas en ignorancia*, que generan apegos y aversiones.

En budismo, sobre todo en zen, sabemos que la esperanza y las ilusiones son muy peligrosas.

Son el resultado de rechazar las cosas como son, y abrazar realidades alternas que únicamente suceden en la mente.  Estas realidades son tan perfectas y atractivas que es casi imposible no apegarse a ellas.

Deseamos con tanto ahínco que se cumplan las ilusiones, que quedamos devastados cuando nos enfrentamos a la realidad.

Con este auto engaño le damos atributos imaginarios a personas, situaciones y cosas. Pensamos argumentos como:

Ella es lo único que me hace feliz.

Cuando gane la lotería, compraré la casa/auto/cosa/viaje que siempre he querido.

Mi tía Chayo no nunca morirá. 

Algún día tendré el empleo de mis sueños.

Él jamás me tratará mal porque es todo un caballero.

Con todo esto se podría pensar que la comunidad budista internacional es un grupo amargados que sólo ven lo malo de la vida. No hay nada más lejos de la realidad.

El budismo considera la ilusión y la esperanza parte de la naturaleza humana.

Gracias a la creación de mundos imaginarios es como hemos desarrollado la ciencia, logramos escribir libros, terminamos la universidad y construimos la civilización que tenemos.

La gran diferencia es que no nos aferramos ni a las ilusiones ni a las esperanzas.

Por supuesto que muchas veces fallamos miserablemente en esto. Yo soy un soñador empedernido y me cuesta mucho trabajo destruir mis auto engaños. Y esa es la razón por la que entreno budismo.

Al final, no hay nada de malo en pensar en una vida mejor.

Pero es mejor alcanzar las estrellas con los pies bien plantados en el piso.

*Ignorancia en términos budistas implica desconocimiento del dharma. Es decir, vivimos en el auto engaño, apegos y aversiones.

468 ad
  • Hola
    Este es uno de esos post en los que no estoy de acuerdo, si bien el minimalismo es algo que trato de seguir, empezar a ser budista es algo que no tengo planeado, tal vez de ahi mi divergencia, pues en mi caso, sonare muy contreras (o muy trol) pero si no tuviera ilusiones que alcanzar, simplemente mis ganas de vivir ya habrian acabado.
    Saludos.

    • Morex

      Hola, Armando.

      Tener ilusiones es maravilloso. Avanzamos y nos motivamos. Apegarse a ellas y cancelar la realidad… eso es lo peligroso.

      • Jake

        Es la primera vez que visito tu página y no he leído más que este post, pero tengo una duda. Ni siquiera sé porque te estoy planteando este tema aquí, considerando que el post es de hace ya un año y que mi conocimiento sobre budismo es bueno, poco cercano. Pero me cuesta entender el tema de los apegos.

        Al leer lo de “cancelar la realidad” me ha parecido que es una contradicción. Quiero decir, como seres humanos, no podemos tener conocimiento verdadero de la realidad, porque lo que sabemos de ella viene dado por los sentidos y los sentidos nos engañan (como pasa con las ilusiones ópticas por ejemplo) No hay una realidad que necesita ser aceptada, porque no existe. Es una ilusión más de los apegos. El apego definitivo, por llamarlo de alguna manera. Las cosas buenas y las malas, las acciones positivas y negativas son la misma cosa y sirven el mismo propósito sólo que parecen una cosa u otra porque nosotros le damos forma con nuestra mente y nuestra perspectiva.

        ¿Por qué pensar “El jamás me tratará mal porque es todo un caballero” es más real, o depende menos de los apegos que lo contrario? (Dejando de lado el sentido común en este caso, todos sabemos que en ese ejemplo concreto, la cabra suele tirar siempre al monte).

        Perdona por escribir tanto, he querido resumir lo más posible. Sé que intentar razonar las cosas de forma exagerada es otro tipo de apego, pero no puedo evitarlo. Seguiré leyendo.

    • Guest

      seria bueno que tuvieses motivaciones o motivos amigo º ,,porque una ilusión no es algo concreto , es lo que creemos

    • Guest

      seria bueno que tuvieses motivaciones “motivos amigo” º ,,porque una ilusión no es algo real , es lo que creemos ,,muchas veces no se cumple ,,es una falsa esperanza y es ficticia

  • Karina

    Mas alla de estar o no de acuerdo con el post… creo que siempre debemos ser conscientes de nuestra realidad sea buena o mala y en ambos casos tratar de aliminar el autoenga#o. Hay que recordar, que un enga#o puede causar una satisfaccion inmediata ,pero puede convertirse en causa de sufrimiento.

  • Un tema bastante complicado, siempre me ha costado mucho trabajo comprender esta cuestión del budismo, en mi caso en particular siento que aun tengo mucho apego a ciertas creencias, pero aunque me cuesta trabajo creo que logro entenderlo un poco, he visto personas que tienen miles de planes, sueños pero como siempre están viviendo en el futuro el presente les pasa de largo y nunca hacen nada, y en cambio veo personas que no se complican tanto con lo que pasara y en cambio se dedican al 100 en su presente y por consecuencia forman un futuro en ocasiones mucho mejor de lo que pusieron llegar a soñar, pero claro este es un tema bastante complicado y cualquier punto de vista es muy valido.

  • Guest

    así es amigo, nos autoengañamos, con el fin a hacernos sentir mejor y terminamos sintiéndonos peor

  • carmen

    así es amigo, nos autoengañamos, con el fin de hacernos sentir mejor y terminamos sintiéndonos peor