Las bromas de la Impermanencia

Posted by on enero 16, 2013 in Budismo, Vida | 7 comments

Las bromas de la Impermanencia

En mis años de vida me he encontrado con situaciones y personas muy graciosas que, si se pone la atención debida, resultan en gran aprendizaje.

Recuerdo la vez en la que mi padre quería inventar las palomitas sabor uva. A pesar de que todos le pedimos que no lo hiciera, él decidió seguir adelante con el experimento. A final del día terminamos con una olla explotada, jalea de uva pegada a las paredes y granos de maíz incrustados en la piel de los participantes. Y eso sin mencionar las quemaduras de segundo grado.

También hace algunos años se supo la noticia de que en algún lugar de Asia se estaba llevando a cabo un ritual para la buena fortuna. Los participantes bailaban y brincaban sobre un puente… mismo que no soportó el movimiento y colapsó hacia el vacío, matando a una decena de participantes que jamás vieron llegar la buena suerte. A pesar de la pérdida humana, considero este hecho el pináculo del humor negro.

Y justo esta mañana leí un comentario de una amiga que acaba de dejar la Ciudad de México debido al crimen y la inseguridad. Lleva tres semanas viviendo en París… justo cuando Francia acaba de entrar en guerra y la Ciudad Luz está amenazada con ser destruida.

Si lo vemos en perspectiva, un poco de crimen no se compara en nada contra el riesgo de genocidio. Entonces, ¿qué ciudad resulta más peligrosa?

Sin discutir sobre inseguridad, me llama mucho la atención esta nueva broma jugada por Impermanencia de las Cosas.

Nos movemos por la vida pensando en mejorar, luchando contra la realidad y revelándonos contra lo que no podemos aceptar. Sólo para caer en nuevas situaciones difíciles que crearán nuevas insatisfacciones.

Es un círculo vicioso que jamás será roto hasta que practiquemos Aceptación y entendamos que nada en el universo es permanente.

El crimen no es para siempre, la seguridad es sólo una ilusión, el amor perece, la fama se evapora. Tu madre, todas las personas que amas, tú y yo; todos moriremos algún día.

Con esto no quiero decir que nos tenemos que sentar sin movernos hasta que llegue la muerte. No, lejos de eso. Se trata de entender que no hay nada seguro en la vida y que las situaciones y cosas cambiarán en cualquier momento, nos guste o no.

Nuestro trabajo es nunca aferrarnos a ideales y tener la mente abierta para recibir cualquier cambio de las cosas.

Y así las bromas de la vida comenzarán a causar verdaderas carcajadas.

  • Nad

    Tienes toda la razón, como humanos siempre intentamos zafarnos de lo que nos genera incomodidad y nos cuesta trabajo acoplarnos y aceptar los cambios, sin reparar en que todo es cambio y solo de uno depende dejar de luchar y aceptar.

    Gracias por tan hermosa reflexión.

  • Totalmente cierto… y doloroso para quienes no podemos aceptar los cambios de buen modo. ¡Pero así es la vida!

  • WhoLion

    Jajajaja, me recordó a algo que dice mas o menos “Mientras tu haces planes, la vida se burla de ellos” precisamente por que no podemos controlar todo, simplemente hay que vivir y buscar la felicidad en cada día, sin importar lo q pase

  • ¿Francia está en guerra?

  • Como dice el prota del juego metro 2033, los planes estan hechos para que salgan mal…

  • El cambio es evolución! Me está costando muchísimo y también es lo más gozoso. Ponerme en armonía con todo lo que me rodea, con lo que es, aceptando el peor de los escenarios baja todo estrés y entonces la fuerza y cada recurso se invierte en disfrutar y continuar dando pasos. Explota la creatividad y la gratitud.
    Abrazos a todo los chocobudit@s! 🙂

  • Muy bueno, Kyonin La..!
    Me alegro de haber encontrado éste blog.
    Aunque también sea impermanente.
    Abrazos, y Tashi Delek!