Segundo año sin Internet en el móvil y sin plan de llamadas [Minimalismo extremo]

Posted by on Enero 30, 2013 in Activismo, Minimalismo | 10 comments

Segundo año sin Internet en el móvil y sin plan de llamadas [Minimalismo extremo]

Si eres lector frecuente del Chobobuda, sabrás que desde 2011 comencé una saga personal sin conexión móvil a Internet. Esto resultó de percatarme que mi uso personal y el ecosistema de aplicaciones no justificaba el gasto ni el tiempo.

Lejos de ayudar a mi vida, la conexión móvil sólo significó más ruido, costos y pérdida de humanidad. Encontré que era una de las cosas más anti-minimalistas del mundo.

Puedes leer el primer post de 2011 aquí. Y este es el post de seguimiento en 2012, aquí.

Así pues, comienzo 2013 con la misma filosofía: sigo sin 3G y gastando prácticamente nada.

De hecho, tengo el gusto de reportar que en todo 2012 sólo gasté $250.00 (14.5€ / US$19.6) en saldo prepagado para mi teléfono.

¿Cómo es posible que gaste tan poco dinero? Porque mis necesidades las mantengo al mínimo indispensable y moví la base de mis comunicaciones con clientes, amigos y familia a Gmail y Google+. Son servicios maravillosos, ubicuos y hasta ahora no han fallado.

Casi no uso Twitter ni Facebook, no juego en el teléfono (manos grandes, incompatibles con mini pantallas), no uso Instagram y creo que la mejor red social está en el contacto visual mientras compartes un café.

Por supuesto, mi estilo de vida minimalista permite que yo haga este tipo de locuras y experimentos. Y hasta ahora estoy feliz con los resultados.

En suma, no necesito conexión móvil.

El nuevo gadget

Con todo esto dicho, debo aceptar es que el hardware me es muy útil.

Mi viejo Samsung Tocco me sirvió de despertador, cronómetro para correr, lector de e-books, reproductor de música, grabadora de voz y tenía una excelente cámara fotográfica… hasta que llegó el día de cambiarlo.

Esta decisión sucedió porque varios clientes (casi al mismo tiempo) comenzaron a pedirme desarrollo web para móviles.

Así que al fin llegó el momento de renovar mi equipo y aprender una nueva plataforma.

Luego de mucho pensarlo y de investigar las mejores opciones, decidí comprar un móvil chino genérico.

android

Las razones:

  • Tiene la versión más reciente de Android
  • “Rooteado” para poder actualizar el SO
  • No está atado a ninguna compañía telefónica
  • Wifi para conectarme a Internet y trabajar, sin tener que pagar por 3G
  • Excelente cámara
  • Me da los mismos servicios que mi viejo Samsung
  • Muy barato y no me dolerá reemplazarlo si se cae, rompe o es robado

Hasta ahora estoy contento con el nuevo gadget y me permite trabajar. Es todo lo que necesito.

¿Qué apps utilizo? El equivalente de las mismas que usaba en mi Tocco. He revisado la tienda Google Play, pero la gran mayoría de programas no me interesan. Quizá en el futuro.

¿Porqué no compré un iPhone? No soy compatible con las políticas, mercadotecnia ni métodos de Apple. Al final sólo necesitaba una plataforma móvil compatible con estándares web y HTML5.

Android me funciona bien.

Y la saga continuará en 2014…

 

468 ad
  • ¿y cómo le haces para las demos en lugares sin wifi? yo si mantengo el 3g solo por eso (y el twitter, y el fb, y el 4sq) #shameonme

    • Morex

      Subo todo a mi servidor y mando la liga por mail. 🙂

  • Yo no tengo plan de internet en mi móvil, pero hace unos días salí con unos amigos que no veía hace tiempo, estuvimos en un bar y casi todo el tiempo estaban mirando a la pantalla. Comentábamos 2 palabras y de nuevo a la pantalla. Es realmente incómodo, me parece que a las nuevas tecnologías se les pueden dar un buen uso.

    • Morex

      Sí, es una falta de respeto. A veces el móvil es un motivo fuerte de esclavitud. Qué bueno que tú eres libre!! Abrazo!

    • Roberto Carlos Gamez

      A veces la gente parece más ocupada en reportar el evento en sus redes sociales y en posar para las fotos que divertirse, es lamentable.

  • Roberto Carlos Gamez

    Dude mucho en cerrar mi perfil en Facebook pero un año y medio después podría también señalar que nada he perdido, felicidades Morex por dar otro paso más en el sendero minimalista y confirmar que la segunda noble verdad es fácil de llevar a la práctica.

    • Roberto yo tambien cerre mi perfil de Facebook. Me parece un medio vacio, muchos amigos y ninguno se interesaba en como yo estaba?

      La verdad no lo extraño.

      • Roberto Carlos Gamez

        A veces me resulta hasta divertido, cuando alguien me lo pregunta y yo le digo “no tengo Facebook”, y la expresión de asombro aumenta cuando les digo que no tengo TV 😀

  • Pues yo tengo ya dos años y medio sin plan de llamadas ni Internet, en mi caso, no fue tanto por minimalismo, creo que aún me falta mucho para llegar a eso, pero si fue porque me estaba volviendo un ‘esclavo’ del mismo; me sirvió de experiencia, pues ahora disfruto bastante, el conectarme a las redes cuando quiero, si tengo mensajes, bueno, sino, también… Hace unos días estuve en León por motivos de trabajo, y en la noche salí a cenar, y en el restaurante, me tocó ver una convivencia entre amigos, donde nadie platicaba, todos estaban escribiendo mensajes en su teléfono, la verdad, respeto, pero para eso, mejor quedarse en casa.

  • WhoLion

    Saludos amigo Morex, aunque no he estado en contacto contigo créeme que he seguido tus aventuras y me da gusto el camino que has tomado. Te cuento, recién tuve que comprar (primero por necesidad por que me lo robaron, pero después por que en eso se basa mi nuevo trabajo) un Smarthphone, eso sí, en base a mi experiencia el año pasado probando un plan de internet móvil decidí que no quería estar pagando por algo que utilizaba muy poco (y que además no funcionaba correctamente cofff cofff pésimo servicio…) así es que compré el teléfono con prepago y te quiero compartir mi experiencia con este nuevo gadget.

    Me dí cuenta que una persona que deje del lado el sentido crítico puede caer muy fácilmente en está vorágine de “las apps” y me atrevería a afirmar que el efecto que estas producen es igual al de alguna droga que poco a poco te hace querer más y más y más y te hace olvidar la realidad y lo que de verdad importa, que te mantiene en una búsqueda constante de “cuál es la novedad? que aplicación mejorará mi vida? etc.” Al principio, por curioso, descargué las Apps de moda, Facebook, Twitter, Instagram, etc. pero después me percaté que volvía una y otra vez a la tienda “En busca de novedades” e incluso llegó un punto donde consideré contratar datos móviles por prepago para “estar conectado en todo momento”, lo curioso fue que la misma tecnología me hizo darme cuenta hacia donde estaba enfocándome, un día abro el teléfono para revisar mi espacio libre y me doy cuenta que de la capacidad total ya sólo tenía un 20% y es ahí donde me calló el 20 de todas las cosas que estaba dejando pasar, claramente me estaba sobre saturando y por cosas q como bien dices no ocupaba o en serio que no eran importantes para mi, también descubrí que al mismo tiempo no necesito estar conectado permanentemente a mis redes, y que en caso de suma importancia lo más sensato es una llamada al propio teléfono sobre un mensaje de Whatsapp, a fin de cuentas el aparato que tenemos sirve para hacer llamadas, o no? Y es así como recuperé esa distancia crítica con la realidad y si, no voy a negar que en ocasiones entro a la tienda de aplicaciones para ver si hay algo interesante, pero ahora también se perfectamente que es lo que NO NECESITO y mi vida definitivamente es mucho más feliz.

    Te mando un abrazo y seguimos en contacto