El verdadero yo

Posted by on junio 19, 2013 in Budismo, Zen | 4 comments

Somos muchas cosas al mismo tiempo. Trabajadores, empleados, maestros, ingenieros, burócratas, escritores, diseñadores, constructores, cocineros, médicos, comerciantes, militares, políticos, clérigos, corredores, economistas o pilotos.

Cumplimos tantos roles como hay estrellas en la noche. Somos madres, padres, amigos, amantes, enemigos, guías, villanos, familia, legión, fans, antagonistas, rivales, confidentes o aprendices.

Pero cuando eliminamos todo eso, ¿qué queda?

No somos los que estudiamos. Tampoco lo que hacemos día con día. No somos de la manera en que los demás nos perciben.

Al soltar las etiquetas y las máscaras auto impuestas, lo único que resta es el vacío.

El verdadero Yo que se integra al flujo imparable del universo.

Y nos damos cuenta de que no somos nada en especial.

Así llega la liberación.

 

468 ad
  • Janus Zen

    Mi abuelo de forma muy seria alguna vez me dijo – nada es especial en este mundo, todos somos lo mismo-, me lo dijo en un momento en el que lo tome con mucho coraje, pensé que era un comentario muy personal y me ofendí. Anoche pasaba un rato con mi hija de 6 meses, estaba sentada en la mesa y junto había un bolillo lo tomo con sus pequeñas manos, lo “mordió” y después lo acercaba a mi boca y le daba mucha risa. Me sumergí en ese momento, el bolillo (algo nada especial ) y el simplemente compartir con ella, fuera de cualquier etiqueta de -padre, hija, momento mágico, responsabilidad, deberes, etc etc- solo un bolillo ella y yo. Creo que lo que quería decir mi abuelo es que el echo que nada sea especial hace que cada momento valga la pena.

  • jcesarmo

    Como diría un clásico: “Compadre, ¡no somos nada!”

  • Jiny Moreno

    Cuál es nuestra esencia?

  • Miguel

    Es importante no tener prejuicios hacia los demás. Pero sobre todo, no tener prejuicios hacia nosotros mismos.