Lo que te define como tú

Posted by on junio 24, 2013 in Budismo, Zen | 11 comments

En este mundo obsesionado por tener y por alcanzar metas, vivimos inmersos en las trampas de la personalidad. Asumimos que somos lo que comemos, lo que vestimos, lo que poseemos y nuestros deseos definen la personalidad.

“Es que es una persona ambiciosa”, dicen, como si sentir hambre por avanzar fuera lo mejor que cualquiera pudiera tener.

He conocido personas que llegan hasta el extremo de no querer bajar de peso, bajo el pretexto de que los sabores de la comida son lo que les da identidad como persona. Entre más comen, más seguros de sí mismos están.

Pero la ropa, los autos, los títulos y los colores de piel son sólo una distracción que nos evita llegar a ver quiénes somos en verdad.

Somos mucho más de lo que portamos. Nuestra esencia es más profunda que los títulos y reconocimentos.  No somos las ambiciones, ni las relaciones personales.

Pero hasta que nos tomamos el tiempo de encontrar el silencio interno, hasta que detenemos el tren social y miramos hacia adentro, sabemos lo que somos en realidad.

Cada persona tiene la tarea de encontrar lo que hay después del silencio.

Es la esencia, la pureza que siempre hemos buscado. Sin basura ni etiquetas, sin música y sin distracciones.

Es lo que te define como tú.

 

468 ad
  • Alejandra Sierra

    Hace meses (soy muy lenta en mis procesos) que tengo ese ruido en la cabeza respecto a las “etiquetas” que cargo y que finalmente no son lo que yo soy ,porque no soy el montón de ropa que acumulo, no los libros que tengo o las muy buenas notas en la escuela o los indicadores de productividad en el trabajo. Lo bueno es quitarme poco a poco el miedo a dejar esas etiquetas y la emoción de ir descubriendo lo que uno es. Voy pasito a pasito, pero por qué tendría que ir corriendo.
    Nota adicional: hay veces que tus post hacen eco en mi cabeza, otras veces me hacen sonreír, otras veces no los entiendo a la primera y quizás termino entendiendo otra cosa, pero al final siempre son como agua refrescante para mi ser. GRACIAS!!

  • Perdro

    Hola Kyonin. Como agradecimiento al trabajo tan lindo que haces sólo se me ocurrió dedicarte un post en mi blog.
    Muchos éxitos Y muchas gracias.

  • Super de acuerdo, las distracciones estan muy bien aplicadas, constantes y reforzadoras. Camarón que se duerme se lo lleva la corriente. Estar despiertos.

  • Isabel

    Puede que estés equivocado…
    …. o puede que no….
    Lo que se es que leerte me aporta felicidad y sosiego.
    Gracias!

    • Morex

      Hola! Muchas gracias por tus palabras.

      Para comenzar en budismo te recomiendo que primero leas lo básico. Este libro es magnífico: http://dharmaparalaciudad.com/books/loqueelbudaenseno.pdf

      También medita. Diario, con disciplina y meditación. Esa es la espina dorsal de esta práctica.

      Cualquier cosa, acá andamos.

      Gassho 🙂

      • Isabel

        Estoy con la meditación. Me falta el tema del control postural de manera que por ahora la realizo tumbada o sentada con la espalda apoyada. Cuando he intentado la flor de loto no se me ha dado muy bien la cosa… El libro lo comencé ayer.

        Muchas gracias. Saludos desde España

        • Morex

          La postura puede llevarte algún tiempo, así que no la apresures. Poco a poco ve adoptando flor de loto o burmesa, la que te sea más cómoda. Lo importante es tener la espalda lo más recta posible 🙂

  • Javier

    Hola Kyonin. Me gustaría hacerte unas preguntas para aclarar la confusión que tengo. En primer lugar, estoy de acuerdo: ni la ropa, ni el dinero, ni las casa, y, en fin, todas las cosas materiales, definen a alguien como persona. Pero, en cuanto al “yo”, ¿no escribías el 19 de julio que al quitarnos las “máscaras” lo único que quedaba era el “vacío”? Es decir, predicabas un no-ser (me siento un poco reacio a usar este tipo de expresiones pero creo que me comprendes), porque no somos, no hay un “yo” constante. Y sin embargo, aquí hablas de nuestra esencia, y de algo que nos defina. ¿Cómo casas el escrito del 19 con éste? Muchas gracias.

    • Morex

      Hola, Javier!

      Bienvenido a la eterna dualidad del budismo zen. Muchos maestros tocan un espacio que existe entre dos conceptos que parecen opuestos, pero que habitan en armonía. Toma algún tiempo comprenderlo y muchas sesiones de zazen. Y al final… ¿habrá alguien que lo comprenda del todo?

      En el vacío infinito existe el no-yo; en este limbo donde no hay barreras ni distinciones entre tú y las cosas y personas que te rodean. Es como cuando cierras los ojos en la mitad de la noche: todo se integra de manera uniforme a la oscuridad. Todo es una masa llamada oscuridad. Aquí vive el no-yo.

      Cuando puedes apreciar esto, es mucho más fácil encontrar quién eres.

      Digamos que te miras desde lejos, sin anclarte a las ideas preconcebidas que tienes de ti mismo.

      En el espacio vacío no eres nada. Eres parte de todo.

      Pero entonces, todo lo que te forma como persona cobra sentido y puedes apreciar su origen. Puedes distinguir lo importante de los espejismos.

      ¿Qué es lo importante? Eso sólo lo sabes tú y nadie más.

      El no-yo, el vació y la realidad viven en extremos opuestos. Por medio de la meditación podemos ver todo el panorama y ponernos en el centro de todo.

      Abrazo!