No, yo no podría [Excusas lamentables]

Posted by on Julio 22, 2013 in Vida | 20 comments

No, yo no podría [Excusas lamentables]

No suelo escribir sobre cosas demasiado personales, pero el gato está fuera de la bolsa: ya no es un secreto que vencí a la obesidad desde hace algún tiempo.

Bajé de peso y mejoré mi salud gracias a que por fin me interesé en lo que entra a mi cuerpo para su salud y manutención.

El gatha de la comida dice que el alimento es medicina para mi práctica. Y así lo mantengo.

Me tomó varios años llegar a un peso saludable, pero fue en los últimos seis meses que en verdad se comenzó a notar. Toda mi ropa me quedó grande y los rasgos de mi rostro cambiaron. De tener cara de globo, pasé a los ángulos. Esto resultó en una visión muy extraña, incluso para mi.

Y la gente que me conoce comenzó a hacer comentarios y preguntas.

Al principio lo que más escuché fue “¿Estás enfermo?”. Como que nadie podía creer la transformación, pero tampoco daba crédito a un cambio voluntario para bien. Algo tenía que estar mal porque no es natural que alguien baje de peso así como así.

Con el paso de las semanas, la pregunta ahora es”¿Cómo lo lograste?”. Con toda honestidad respondo que la paleo dieta me funciona muy bien. Entre muchos cambios, esta nos apunta a dejar los cereales como el trigo, centeno, maíz o cebada.

Es decir, dejé el pan, pasteles, pastas, galletas, tortillas de harina, granola, cereales de desayuno y todo producto que tenga que ver con granos. También renuncié a cualquier alimento que tenga una campaña de mercadotecnia y que se haya fabricado en una planta industrial.*

Entonces el comentario obligado, lo que el 100% de la gente me dice es: “No, yo no podría“.

Yo no podría.

¿Yo? ¿Dejar el pan y la Coca-Cola? ¡Jamás! ¡Mi personalidad depende de lo que como!

De inmediato se cierran a la posibilidad de salir de su área de comodidad como para trabajar en un cambio, el que sea.

Me impresiona esta respuesta porque ¿cuántas veces no la hemos usado?

Al ver que alguien logra algo que podría movernos la vida y sacudir los cimientos en los que reposa nuestro pesado ego, de inmediato entramos en modo defensivo. Sentimos que nos están agrediendo de forma directa.

No importa si es bajar de peso, emprender un negocio, meditar por 10 minutos, conocer otro continente, lanzarse en paracaídas; o algo tan simple como hackear una receta familiar para hacer estofado o modificar la manera de afeitarse.

Cualquier acción que implique investigación, esfuerzo y medir resultados, produce aversión.

No quiero. No puedo. Tendría que hacer muchos sacrificios. Estoy tan cómodo y seguro, que no estoy dispuesto a empujar mis límites ni siquiera un poquito, a pesar de que sé que me conviene y que la evidencia está por todos lados. 

La lista de excusas lamentables es tan cómoda y amplia que siempre tendremos una para el momento adecuado.

Y mientras tanto seguimos gordos, enfermos, inmóviles, odiando nuestro empleo, aburridos, ignorantes y siendo abusados por personas con malicia.

Pero eso sí, estamos muy cómodos disfrutando la ilusión de la seguridad y la estabilidad. Sí, la estabilidad y la seguridad son sólo ilusiones fabricadas por nosotros.

Rehusarse empujar nuestros límites significa renunciar a la razón, a uno mismo.

Decir “no, yo no podría“, implica abandono. En algunos casos hasta odio hacia uno mismo. Lo cual es muy grave y triste.

Debo admitir que me costó mucho escribir este post. Por un lado, no me considero ejemplo de nada. No soy nadie. Y por otro lado, no acostumbro escribir cosas demasiado personales.

Pero justo porque no soy nada ni nadie, justo porque soy tan simple y bruto como cualquiera, es que me animé.

No soy nada especial, pero cambié el conocimiento convencional por la investigación y logré mejorar.

Si yo pude, que soy un cabeza hueca, cualquiera puede.

Realizar un cambio para bien es posible. El cambio que sea te hace mejor persona porque te enseña que la investigación, la constancia y la disciplina te devuelven resultados asombrosos.

Es cuestión de tirar a la basura frases destructivas como “no, yo no podría“.

 

*Antes de que me digan: no, no tengo colesterol alto. Mis riñones, corazón e hígado están bien. De hecho estoy más sano que nunca en mi vida.

  • Miguel Campos

    Gracias por compartir algo tan personal definitivamente somos simples personas y en lo personal ultimamente escribir algo personal me hace cuestionarme si no es mi ego hablando pero a veces es necesario , cada que alguien me dice No puedo, estas loco, ten come estas papas, un dia al año no hace daño siento una mezcla de tristeza y un poco de agresion a mis convicciones nuevas y es cuando siento que es necesario compartir algo asi esperando que inspire o motive a alguien a mejorar que al final de cuentas es parte de el trabajo .
    Te agradezco

  • Y es que aunque sea probar alguna teoría (por más loca que suene) y ver que no funciona implica que estás en la búsqueda y en el proceso de investigación…
    Yo también dejé de comer cereales porque descubrí que me hacen daño, y incluso hay temporadas en las que tengo que dejar todo tipo de carbohidratos, pero ese es mi cuerpo y si no hubiera investigado que era lo que me afectaba, ahorita seguiría tomando religiosamente un nexium al día y tendría a mi lado una botella de riopan.

  • A veces lo que pasa es que estamos apegados a nuestro cuerpo tal como está, aunque esté mal, y cambiar (aunque sea para bien, nos da miedo)

  • Saramaria Morales Rebollo

    Fascinante tu transformación. Me siento privilegiada de ser testigo de este impresionante cambio de vida. De ser testigo de mi misma, en cuántas veces soy víctima de mis propios “no, yo no podría” que son muchísimos. Pero cuando te das cuenta de lo mucho que puedes lograr cuando rompes esa barrera y de verdad lo intentas y ¡lo haces!, simplemente el cambio es: “no, yo no podría… seguir como estaba”. Abrazos, SA&TO.

  • Inspirador!
    Yo me prometo ser mejor y hacer más por mi salud! 😀
    Abrazos a todos!

  • Raquel

    ¡Hola Kyonin! Sé que no eres vegetariano, pero tal vez puedas ayudarme. ¿Podría un vegetariano aplicar la paleo dieta a su vida? ¿Has leído u oído algún consejo al respecto? Perdona por requerirte parte de tu tiempo para responder, si no puedes no pasa nada.

    • Malicia Dandelion

      Hola, no soy Kyonin pero estoy empezando con la dieta paleo y creo que hay cosas que todos podemos aplicar como buscar la calidad de lo que comes y preocuparte por cómo fue producida, dejar los alimentos procesados, etc. Y también, en internet puedes encontrar muchas recetas paleo deliciosas y que no llevan carne.

    • Morex

      ¡Hola! Mira, la paleo dieta incluye carne de todo tipo, pero claro que puedes aplicarla a tu estilo de vida. La idea principal es dejar de comer comida procesada, cereales y lácteos. Estos últimos dos son malísimos. No te imaginas cuánto mejoró mi vida cuando los dejé.

      Comienza por leer mucho e informarte. Si puedes, acércate a un profesional como http://facildedigerir.com/ o http://nutricampeones.com/

      No dudes en pregutarme lo que necesites. ¡Abrazo!

  • Ávalon

    Doy testimonio personal de lo que cuesta (casi con la misma
    dieta y la misma resolución) yo perdí 30 kilos…

    Necesité una gran fuerza de voluntad y la sigo necesitando
    para mantenerme en el peso, pero ya no por que el cuerpo me pida más, -que me
    lo pide siempre- la fuerza de voluntad la necesito para vencer las constantes
    tentaciones que me ofrecen tanto la sociedad como mi entorno.

    Malos hábitos que abandoné por no necesitarlos y hacerme
    daño:

    El fumar, el beber alcohol y el comer con exceso.

    A todos vencí y ahora me siento genial.

    Yo pude y no soy nadie especial…ánimo a los que lo intenten.

  • vicki muns

    Gracias por compartir este post.
    La mayoria de seres humanos parece que tenemos una gran habilidad para dar excusas y no salir de esa zóna cómoda dónde reina la inmovilidad y la permanencia perdiéndose lo reconfortante que es traspasar esa zona, implicarse y encontrarse con que uno si puede.

    Un abrazo a todos y buenas noches,
    Vicki.

    • Morex

      Sí, la zona cómoda resulta demasiado atractiva. Pero salir de ella es el reto más grande.

      Abrazo!

  • Mónica

    Muy bueno y la verdad no es tan difícil una vez que te das cuenta de todos los beneficios de hacer cambios, yo me hice ovo-lacto vegetariana y ya no como nada que no cocine en mi casa, es decir no como fuera y si he sido muy crititcada al respecto, como dices a la gente no le gusta salir de su zona de confort, es muy chistoso. ¡Felicidades por tu post!. 🙂

  • Betsabè Morales Castro

    que gran ejemplo de determinación eres para mi, es cuestión de trabajar con mis propios demonios y tentaciones si deseo tener el mismo éxito. te comparto que ya estoy buscando sobre la dieta que te funciono, gracias por compartir, saludos!

    • Morex

      Hola! Gracias, pero no soy ejemplo. No soy nada.

      Pero oye, la paleo dieta es fantástica. Nunca vas a estar más saludable. Si te puedo ayudar en algo, acá ando 🙂

      • Betsabè Morales Castro

        Muchas gracias por el ofrecimiento, de verdad lo agradezco y acepto tu ayuda, te iba a escribir “porque no imaginas lo que se sufre y padece teniendo sobrepeso y no saber que hacer, o intentar de todo y seguir igual” pero creo que lo sabes y de sobra. Espero no importunarte o quitarte demasiado tiempo, pero lo que puedas compartirme sobre la dieta y como comenzar sera genial.
        Se que yo debo hacer tambien trabao de investigacion al respecto, pero si puedes darme una guia para iniciar te lo agradeceria infinito.

        gracias, buenas noches!

  • Ale

    Pf, una de las cosas que más me cuesta dejar es la panificación. Pero creo que sobre todo por ignorancia, por no saber con qué reemplazarlo.

    Por ejemplo, para desayunar amo comer tostadas, me alimentan bastante y quedo satisfecho. Estoy comiendo tostadas con cereales y semillas, al menos no las de pan blanco, pero aún así es pan. Y ni hablar si tengo que merendar, de no ser tostadas serían galletitas o cosas por el estilo. No imagino otra ingesta de comida.

    Lo que es frutas y eso lo veo más como una colación, como algo intermedio entre el desayuno y el almuerzo o entre la merienda y la cena.

    • Morex

      Hola! Te recomiendo mucho que comiences a leer libros de nutrición. Mi cambio comenzó con la lectura y al día de hoy sigo leyendo.

      Viendo la evidencia científica y los miles y miles de casos de personas, terminas motivándote y con conocimientos sobre lo que sí debes comer y lo que no.

      Pero eso siempre es decisión personal.

      • Ale

        Gracias Morex, estoy loco con tu blog, lo conocí hoy y no paro de leerlo. Empecé desde el primer día que lo escribiste.

        ¿Me podrías recomendar algún libro de nutrición? Porque sé que si busco voy a encontrar cientos y eso me confunde mucho, nunca sé cuál es el correcto. Gracias. Sé que tengo que informarme más, para poder dejar ciertos hábitos.