Entre más gastas, más te deprimes

Posted by on mayo 8, 2014 in Activismo, Budismo, Vida | 3 comments

Entre más gastas, más te deprimes

Recientemente The Guardian publicó un artículo sobre el nuevo libro del psicólogo inglés Graham Music. En The Good Life: Wellbeing and the New Science of Altruism, Selfishness and Immorality (La Buena Vida: Bienestar y la Nueva Ciencia del Altruísmo, Egoísmo e Inmoralidad), Music detalla cómo la ciencia ha registrado a lo largo de 40 años la forma en que el materialismo nos hace cada vez más y más infelices.

Según el autor, las personas centradas en lo material son infelices porque la civilización se alimenta del materialismo. Es un sistema hecho para devastar la personalidad. Entre más deprimido estás, más compras y más deudas te generas.

Entonces, al resumir nuestra persona a los bienes y basura que poseemos, suspendemos la humanidad y la compasión; que son los bloques básicos con los que se construye la felicidad.

El artículo también indaga sobre cómo la mente de los políticos es una mente enferma. Se necesita un grado muy alto de paranoia para soportar el odio colectivo y ser atacado por las personas a las que desangran. Los políticos desconfían de la gente, pero la explotan para obtener más poder y más bienes. Con el tiempo estas conductas generan un desequilibrio bioquímico que termina en grados de enfermedad cada vez más profundos.

Por otro lado, el psicólogo Tim Kasser, del Knox College en Illinois, Estados Unidos, destaca que si amas los objetos materiales, tienes menos probabilidad de amar a las personas y al planeta. Para él no es una coincidencia que el daño hecho al medio ambiente esté directamente relacionado con el aumento del materialismo. De igual forma, asegura que entre más sube el interés por los objetos, se incrementan el miedo a los extraños y la desigualdad. El dinero es un agente embrutecedor de la humanidad y una droga paranoica.

Como resultado tenemos una infección que devora la felicidad y la paz. La desigualdad erosiona la confianza entre las personas.

Cuando terminé de leer el artículo me quedé en silencio y asintiendo con la cabeza. El materialismo ha llegado a un grado tan devastador que preferimos comprar basura innecesaria antes de ayudar a alguien a poner comida en la mesa.

Hemos convertido la necesidad humana en un circo para el cual vendemos boletos muy caros. Si queremos pertenecer, necesitamos comprar. No hay más.

Por supuesto, siempre hay que ver las cosas por todos los lados posibles. No se trata de no tener bienes materiales. Se trata de encontrar el equilibrio entre lo material y lo espiritual para que nuestra vida sea plena y feliz. Tener lo suficiente para luego practicar generosidad y compasión hacia los demás.

El problema es que, como adictos, hay quienes no pueden tener suficiente. Más libros, más poder, más colecciones, más autos.

Posiblemente el mundo sería un mejor lugar si dejáramos de pensar tanto en nosotros mismos y nos ayudáramos más a ser felices.

Pero quién sabe. Quizá el que está mal soy yo.

 

468 ad
  • Hallin Hernandez

    Que rudo! efectivamente pienso que el materialismo es la causa de muchos de los grandes males de la humanidad, es en nuestro perjuicio que prefiramos producir o tener algo a costa del planeta y de los demas. Por otro lado entiendo que en este mundo los recursos son limitados, y que para que tú tengas algo, hay alguien más que no lo tiene.
    La cosa como mencionas esta en el equilibrio, tener, pero lo necesario sabiendo que los demás tienen necesidades también.

    La onda de los políticos, mmm no puede ser que todos sean malos o una basura, no creo en las generalizaciones, muy seguramente si la mayoría caen en la descripción del libro, pero debe haber uno que se salve.

    Supongo que lo que resta es seguir poniendo cada quien su granito de arena contribuyendo al bienestar común y evitando el sufrimiento de todo ser vivo.

    Mencionas que el consumismo es como una adicción, sería padre encontrar los “12 pasos” para salir de ella.

    Interesante tema como siempre

    Saludos!

  • Ávalon

    Magnifico post. He llegado al
    mismo sitio (y reflexión) que tu (espiritualmente) pero por otro sendero, me
    considero hermano en el caminar aunque mi espiritualidad sea muy concreta.

    Un abrazo

  • Miguel

    Hmmm. Es cierto, el capitalismo ya empieza a cobrar su factura. Debemos cambiar nuestro estilo de vida sin duda alguna (como individuos), pero siento que al hacerlo caemos una vez mas en el egoísmo, debemos motivar a los que NOS rodean a llevar una vida menos “acelerada” y empezar a gozar de las cosas tal como son, pero aquí me entra una duda… Mas allá del “no quiero cambiar, gracias” ¿Como cambias una vida de mas de 40 años? Cuba esta súper sancionado y apartado (no del todo) del mundo, ¿Como cambiar como individuos a nuestra sociedad sin volvernos tiranos o egocéntricos? ¿Por donde se empieza y como hacer que perdure la idea del cambio? Estoy consciente de que nada es permanente, pero, ¿como mantener esa idea viva? Todo esto lo estaré pensando,… Muchas gracias Chocobuda, me gustan muchos tus artículos, me alegra que haya vuelto Kidbuda y Dharma para la ciudad. Saludos 🙂

  • Pingback: Personas que me inspiran – Giingo()