5 acciones para estar en paz (y ser feliz en el proceso)

Posted by on octubre 21, 2014 in Budismo, Vida, Zen | 8 comments

Uno de los bienes perecederos más mencionados en estos tiempos de egoísmo, es la felicidad. Todo mundo la está buscando, así que se ha desarrollado un mercado enorme al respecto.

Existe todo tipo de métodos y productos que nos garantizan felicidad. La podemos encontrar el forma de píldora, autos último modelo, fragancias o viajes. La comida y la bebida también garantizan la felicidad.

Y me parece muy curioso que casi nadie habla del simple hecho de que la felicidad todos la tenemos intrínseca. Es parte de nosotros y nos levantamos en la mañana sabiendo que nuestro motivo es estar en paz y felices. Como dice el gran maestro Matthieu Ricard, no conozco a nadie que se despierte y diga hoy quiero sufrir más que ayer. 

Tenemos en nuestras manos el poder de ser felices, pero lo hemos enterrado en las arenas de bytes y memes de las redes sociales. Cubrimos la capacidad de ser felices con ilusiones compradas y obviamos lo que está dentro de nosotros. Ahí todo es lindo y la gente sonríe por sonreír, no hay pobreza ni enfermedad.

Si hay algo que me gusta del budismo zen es que es bestialmente honesto. No hay praderas cubiertas con algodón de azúcar. Aprendemos a ver la vida por lo que es y a luchar contra el auto engaño. Sin duda es un camino duro de cruzar, pero uno aprende que la felicidad es real y que no necesita nada más que atención a las emociones y práctica constante.

Es posible ser feliz sin gastar un centavo. Es cuestión de tomar acciones como estas que hoy comparto, que han sido comprobadas una y otra vez por la ciencia. No son las únicas, pero son las que más me han funcionado a pesar de que mi gordo ego.

Espero te sean útiles también.

1. Vive en gratitud

Con mucha frecuencia vamos por el mundo pensando que el universo está para servirnos, y no hay nada más falso que eso. Somos parte del universo y si hay algo que debemos sentir es agradecimiento.

Hay que pensar y agradecer de corazón al ejército de personas que han trabajado a través de la historia para tenernos vivos en este momento del tiempo. Cada vez que pones comida en tu boca, estás alimentándote del esfuerzo de cientos de personas y seres que dieron su tiempo y vida para mantenerte de pie.

Dedicar un momento del día a decir GRACIAS a todos ellos, hace la existencia mucho más amable.

 

2. Practica la compasión y generosidad

La ciencia, muchos sistemas religiosos y creencias coinciden en este punto. La compasión y la generosidad funcionan como semillas para la felicidad. Esto es debido a que cada vez que entiendes que todos los seres vivos sufren y que tienes el poder de ayudar, estás bajando de tu ego para atender las necesidades de alguien más.

Por un pequeño momento dejas de pensar en ti para impulsar la vida de otros. No tienes que dar todo tu dinero a los pobres, no. Acciones tan pequeñas como sonreír y llamar a todos por su nombre hacen este planeta un mundo mejor.

La compasión y la generosidad dan un sentimiento peludo y confortable, como oso de felpa, que hace que el corazón se ablande.

 

3.  Juega

El día que tu niño interno se vuelva adulto, es el día en que comienza tu muerte porque la vida es demasiado corta. Siempre hay muchas preocupaciones y cosas que hacer, así que dedicar un espacio del día a jugar, es refrescante.

El juego es parte fundamental de una buena salud y mantiene la mente enfocada en cosas que no son obligación o preocupaciones. En la actualidad tenemos una selección enorme de juegos. Ya sea de mesa, deportes, videojuegos, siempre están ahí.

Juega lo que sea, pero juega y diviértete.

 

4. No busques la felicidad

Entre más buscas la felicidad, menos la encontrarás. Esto es porque la felicidad no es el destino final, es el camino que tienes dentro de ti.

Cuando dejas de buscar las cosas, es cuando llegan solas.

Así que sólo vive un día a la vez.

 

5. Acepta las cosas como son

Rechazar tu experiencia de vida te lleva a sufrir porque en tu mente las cosas deberían ser diferentes. Cuando aceptamos y vemos las cosas sin apegos ni aversiones, se abren opciones que antes estaban bloqueadas por el drama que nos auto-generamos.

Por supuesto hay situaciones graves en esta vida, pero aún así se puede vivir en aceptación plena.

Aceptar la vida como es no significa ser conformistas. Al contrario, creamos cimientos para salir adelante siempre.

Acepta las cosas como están hoy. Mañana también.

Te preguntarás cómo lograr todo esto. Pues con la práctica diaria y meditando.

¿Tienes alguna acción que quieras compartir? ¡Para eso están los comentarios acá abajo!

 

468 ad
  • Muy bueno! Muchas gracias

  • Judith

    Gracias

  • Disfrutando la treintena

    ¡Hola Kyonin! Me ha gustado mucho el post de hoy. Hace unas semanas empecé un diario de agradecimiento y me gusta mucho como me ayuda a pensar en cosas como en la de tu ejemplo, en cuantas personas han trabajado para que la comida llegue a mi mesa, cosas que normalmente no tomamos en cuenta y es genial hacerlo, me hace sentir más unida al resto de la humanidad. También me ayuda a tomar conciencia de que mi trabajo también beneficia a otras personas, y que por ello debo hacerlo lo mejor posible. Esto es solo una de las muchas cosas que comprendes cuando practicas el agradecimiento y sin duda me hace sentir mejor!

    De todas las prácticas que nos propones la que me parece más difícil es la de aceptar las cosas como son!! Y la más sencilla para mi es la del juego, permito que mi niña interior se divierta todos los días!

    Un abrazo

    Cristina

  • Nuria

    Buenas tardes Kyonin, he descubierto este blog esta semana, y es de las mejores cosas que me han pasado! Quería darte las gracias por compartir tu sabiduría con nosotros por mucha o poca que sea. Saber que hay gente así la verdad es que alegra, gente que filosofa, que se adentra en su interior, que valora los pequeños detalles de la vida… es simplemente magnifico.

    • Morex

      Hola Nuria! Gracias por leer y por comentar. No merezco palabras tan amables, pero bienvenida a Chocobuda. No dudes en contactarme para lo que necesites _/|_

  • Podría compartir algo… No necesariamente una acción sino todo lo contrario. Dedica todos los días algo de tiempo a no hacer absolutamente nada, además de mantenerte vivo. Nada de dar vueltas a las cosas… pero tampoco hacer esfuerzos por evitarlo. No repasar compromisos. Incluso no intentar meditar. Nada (respira).
    ¿Cuanto tiempo?. Prueba, pero no estés midiendo el tiempo tampoco.

  • Utta

    Muchas gracias, ultimamente estoy en un momento de mucha confusion en mi vida pero creo que los articulos de esta pagina me ayudan a vivir un mejor dia a dia y a crecer como persona haciendo del mundo un lugar mas hermoso del que ya es

  • Abril Guadalupe Roldan

    muchas gracias la necesitaba para el trabajo practico efemérides jajajja