Disfruta tu siesta (y lo que eres, lo que tienes) [Choza de césped 3]

Posted by on Marzo 19, 2015 in Budismo, Choza de césped, Poema, Zen | 8 comments

Sigo con el estudio del poema zen Soanka o La ermita con techo de césped.

La segunda línea es hermosa por su simpleza y elegancia:

Después de comer, me relajo y disfruto una siesta.

Shitou Roshi nos dice que luego de trabajar en la construcción de su choza de pasto, hace una pausa para comer y dormir, presumiblemente por la tarde. Está satisfecho por haber edificado su hogar, tiene la panza llena y llegó el momento de relajarse.

Está satisfecho y se relaja.

¿Cómo se puede estar satisfecho por tener una choza de pasto? ¿Acaso no le importa que el viento la derribe? ¿Cómo es posible que se relaje y duerma cuando no tiene nada para comer mañana? ¡Qué horror!

Esta línea del poema va en contra de lo que somos en la civilización humana, que nos lleva a siempre desear más. Parecería que el concepto de paz no puede existir sin que dependamos de miles de cosas materiales y seguros de vida.

Basamos nuestra tranquilidad en ilusiones de seguridad y de plenitud. Queremos todo más grande, más ruidoso, más colorido y más divertido.

Vivimos en un pináculo cultural y tecnológico sin precedentes. ¡Lo tenemos todo! Pero somos más infelices e ingratos que nunca y hemos olvidado cómo descansar sin tener que estar mirando la pantalla del teléfono. Eso genera estrés y angustia a niveles que no queremos reconocer.

Pero el poeta se da cuenta de ello y mejor hace una pausa. Shitou vivió en un tiempo en el que los emperadores y muchos monjes construían monumentales mansiones para demostrar quién era más santo. En realidad no hemos cambiado nada.

Shitou está contento con lo que es, con lo que está. No desea nada porque está satisfecho con lo que hay, con el presente, con sus logros.

El Maestro no necesita reconocimiento, seguros de vida, iPhone, música, juegos de video o siquiera una pareja. Sólo tiene una choza de pasto, el cielo y lo que la Madre Tierra le da.

Quizá mañana no tenga qué comer. Quizá mañana enferme. Quizá mañana muera. No lo sabe y no está interesado en saber porque mañana será otro día, y se presentará como un manto en blanco para que el pincel de su vida escriba la historia.

Pero eso no importa. Lo que importa es hacer una pausa y disfrutar la tarde.

Esta línea es muy significativa para mi porque describe mucho de lo que ha sido mi vida en los últimos años. Dejé atrás los títulos, los empleos grandilocuentes, la búsqueda por reconocimiento. En el pasado está la tradición familiar, el apellido y las tradiciones.

Dejé las marcas y ahora visto camisetas, las más baratas. Sólo compro zapatos cuando los actuales están destrozados. Afeito mi cabeza porque dejé atrás la pretensión de la belleza.

Soy el más afortunado de tener un techo sobre mi cabeza, pero no poseo escrituras de una casa. Mi hogar es tan grande que no tengo palabras para describirlo. Mi hogar está hecho de pasto, de cielo y todos los seres vivos cabemos en él.

No tengo nada más que lo necesario para vivir y un poco de comida para un par de días. Pero estoy rodeado de personas maravillosas y dedico mis días a ayudar a los demás.

Vivo con el Buda en mi corazón, con el Dharma en mi mente y con la Sangha en el mundo.

Y nunca había sido más feliz.

Al igual que Master Shitou, a diario construyo una choza de césped y después de comer duermo una siesta.

468 ad
  • Master, me conmovió hasta las lágrimas, mandóle un abrazo =)

  • Judith

    Gracias x traducirlo, gracias x compartirlo, gracias x reflexionar en cada línea, gracias.

  • Klau Hdez

    Vivo con el Buda en mi corazón, con el Dharma en mi mente y con la Sangha en el mundo.

    Y nunca había sido más feliz.

    Ha resonado tan fuerte en mi cabeza , como tres campanas felices llamando a meditar , Gracias Kyonin n_n

  • Gracias Kionin por compartir tus magníficas reflexiones. Me son de grandísima ayuda. Te sigo desde hace tiempo y siempre que leo tus posts me siento serena y tranquila.
    Muchas gracias por estar ahí y ser como eres.

  • fer

    Grande amigo, gracias. Le haces a uno plantearse muchas cosas.

  • Zatel Alfredo Hdez

    En los últimos post que ha publicado Maestro, me ha despertado un resonar muy fuerte, lo cual
    hace que me replantee el estilo de vida que he estado llevando en estos últimos
    años, aunque he cambiado considerablemente aún falta mucho por hacer tanto por
    los demás como en mi persona.

    Tenía mucho que no comentaba en algún post suyo, Gracias por
    compartir sus ideas y enseñanzas, créame que hay muchas personas que admiramos
    su labor, lo estimamos muchísimo y lo llevamos en el corazón.

    Gracias Maestro.

  • Lizzie Milagros Lopez De La Cr

    Soy una principiante en este extraordinario estilo de vida y encontré su página, muchas gracias por compartir sus experiencias y consejos

    • Morex

      Hola! Todos somos principiantes. Bienvenida a Chocobuda 🙂