Comentario sobre “meditar puede ser peligroso para tu salud”, de BBC Mundo

Posted by on Marzo 28, 2016 in Budismo, Editorial, Meditación, Zen | 5 comments

bbc-meditacion

En días pasados el sitio de BBC mundo, que es maravilloso por su contenido de interés general tipo revista, publicó un artículo llamado ¿Por qué meditar puede ser peligroso para tu salud?, por Jolyon Jenkins. Varios amigos, por diferentes vías, me apuntaron al reportaje y me pidieron comentarios.

Primero debo decir que disfruto lo que el el buen Jolyon escribe. Tiene puntos de vista que comparto, como este artículo sobre el juego Minecraft. Sin embargo, de vez en cuando cae en el mal periodismo científico para generar interés en los lectores, y lo entiendo. Todos necesitamos mover el hormiguero de vez en cuando. No creo que sea por mala intención, de ninguna manera. Habiendo sido yo mismo reportero para un par de medios, sé lo que es enfrentarse a un editor que obedece más al mercado que al periodismo en sí. Y cuando se trata de generar miedo para atraer lectores, los medios de difusión no se tocan el corazón.

Éste nuevo post sobre los peligros que la meditación trae a la salud, tiene varios problemas y omisiones que sin duda generan miedo y confusión para el lector.

Trataré de comentar y aclarar de manera breve lo que pienso, aunque es necesario recordar que puedo estar completamente equivocado. Si algo que escribo crea duda, por favor busca a alguien que sí sepa de lo que habla 🙂

 

La visión limitada del artículo

El artículo narra la mala experiencia de una chica en Francia, que al parecer es una muestra de que a muchas personas la meditación les causa crisis de ansiedad. Luego cita de forma muy general a un maestro de meditación y a un médico.

Creo que también faltó revisar otras fuentes, como maestros budistas que han consagrado su vida a enseñar meditación. Existen tradiciones milenarias que al día de hoy basan sus actividades en samadhi. Que yo sepa no han mandado a nadie al hospital y los alumnos se pueden contar por cientos de miles a través de los años. Y hay una razón poderosa que revisaré en un momento.

 

Mindfulness NO ES meditación budista o zazen

Este punto el más importante. En los últimos 20 años hemos visto cómo la práctica del mindfulness ha tomado por sorpresa a la sociedad occidental porque ofrece muchos beneficios.

Es un movimiento que nació en Estados Unidos cuando alguien vio que había buen negocio por explotar, pero como la cultura estadounidense es muy delicada aceptando conceptos religiosos extranjeros, decidieron cambiarle de nombre y quitarle toda la esencia budista o hindú.

El mindfulness nació como una versión light de la meditación budista vipassana. Como todo lo light, carece de sentido, no tiene contexto histórico y busca la recompensa inmediata. Encima de todo, eliminaron el conocimiento acumulado a lo largo de miles de años sobre el ego; conceptos eje como Compasión, Gratitud y Generosidad; borraron el dharma y todo rastro de psicología budista o yoga.

Sin estos elementos, la meditación se puede convertir en un monstruo inmanejable que genere más confusión y que amplifique el sufrimiento.

Hay cientos de escuelas y personas que enseñan mindfulness como una píldora mágica para el estrés, pero sin dharma y sin estudio de ética y moral, la técnica se convierte en simples ejercicios de respiración para sentir tranquilidad momentánea.

Gente cercana a mi lo practica y siguen siendo los mismos individuos llenos de ego y en busca de la gratificación personal, sin importar causar daño a los demás en el proceso. Eso sí, hacen su mindfulness con velitas e incienso todas las mañanas para estar listos y seguir abusando de lo que se pueda.

No dudo que existan muchos maestros éticos que sí estudien y se preocupen, pero mindulness no es meditación budista, y mucho menos zazen.

 

Falla de los maestros

La meditación budista y el zazen son ejercicios mentales súper extraños para la cultura occidental. Basamos nuestra civilización en poseer cosas y culpar al universo de nuestro sufrimiento; pero jamás miramos hacia adentro. Guardar silencio para contemplar los pensamientos causará angustia porque no estamos acostumbrados a ver lo que tenemos en la mente. Cualquier monje budista o yogui serio lo sabe.

Las personas que tienen contacto por primera vez con esta disciplina deben comenzar con tiempos tan bajos como 30 segundos o 1 minuto, para construir una práctica sólida a lo largo de varios años. Hablando personalmente, me tomó casi 20 años de práctica poder asistir a retiros (sesshin) de 10 días y disfrutarlos.

Es absolutamente irresponsable admitir a alguien a un retiro de silencio si no lleva muchos años de práctica. En el artículo no sabemos cómo estaba la práctica de  Suzanne, solo nos refiere a la desgracia.

Creo que los maestros llevan la responsabilidad de conducir por buen camino la práctica del alumno.

Por otro lado, la psicología budista es un concepto que se le subestima y es poco comprendido en occidente (¿Cómo que el ego es solo una ilusión? ¿Cómo que los pensamientos son moco secretado por la mente de simio? ¿Cómo que mi corazón roto no es realidad, si estoy sufriendo porque Wenceslao me dejó?).

Si un maestro de mindfulness no pasa tiempo estudiando la visión hindú, taoísta o budista de la mente, no estará en capacidad de enseñar meditación de forma exitosa y duradera.

¿Pero Chocobuda, tienes un taller de mindfulness para creativos?

Sí, eso es correcto. Omoi es un curso de mindfulness y meditación para creativos. Hago la distinción fuerte entre ambos conceptos. El mindfulness es una aspirina para la tensión. La meditación es una práctica para toda la vida.

El artículo de Jolyon Jenkins tiene un gran punto positivo: avisa a la gente que la meditación existe. Entre más personas lo practiquen, será un mundo mejor porque habrá menos estrés y contento por lo sencillo de la vida.

La meditación budista y el zazen son perfectamente seguros si el maestro sabe lo que está haciendo. Y por fortuna son muchos los monjes y maestros de yoga de las varias tradiciones que están bien entrenados y dispuestos a compartir su conocimiento con quien se acerque.

Finalmente, creo que también es responsabilidad del practicante investigar y leer un poco antes de comenzar, pero eso aplica para cualquier actividad nueva.

 

  • Stephany Santiago

    ¡Totalmente de acuerdo! Además, en el artículo tampoco cuentan qué le decían ellos sobre la meditación a los que asistían al retiro. Se me ocurre que quizás le dieron una de esas explicaciones de la Nueva Era sobre la salida del alma del cuerpo o levitación que pudieron haberla sugestionado.

    Sea como fuere, tampoco me parece muy responsable dejar entrar a una persona deliberadamente a retiros, yo tengo entendido que se necesita al menos tener cierta estabilidad. Si la primera vez que se medita cuesta mucho concentrarse durante 10 minutos, ¡imagínate 10 días!, ¡y sin poder hablar ni hacer contacto visual! Tampoco mencionan si ella sufría de algo previo al retiro.

    Por último, yo que también vivo el asunto de la experiencia psiquiátrica, puedo asegurar que la meditación por sí misma no soluciona nada, es una herramienta que te ayuda a despejarte; creo que ese es otro error de la concepción de la meditación, se cree que es milagrosa o que de alguna forma las respuestas a tus problemas las vas a concebir sentado sin hacer nada. La verdadera solución es cuando combinas medicina con meditación 🙂
    Pero vamos, ya había pasado mucho sin que algún medio descalificara la meditación.

    Un saludo.

  • Maria Elena de la Peña

    Estoy de acuerdo, la sociedad “necesita” que estén ocupados en los pensamientos que ella misma ofrece, te educan la mente a consumir en masa los pensamientos hasta despersonalizarte y al hacer contacto con quien eres es una experiencia traumatica, luego sin una buena guía pues no puedes ya distinguir entre que es y que no es verdadero.
    Así es como se ve que la desinformación hace que crean que el Yoga es del diablo y el conocerse a uno mismo usando la meditación te volverá loco e inservible (???).
    Saludos!

  • Me incluyo en el grupo que vio este artículo y de inmediato pensó en pedir tu opinión XD
    Tu comentario, como siempre, es honesto y acertado, y más importante: fundamentado en la extensa base de tus conocimientos y experiencia, no sólo como practicante, sino también como maestro.
    Es cierto que la avaricia tiene el brazo muy largo, y no le importa destruir lo que toque; el enfoque tan limitado, como bien dices, que le han dado a la meditación, donde le quitan su base y fundamento, donde la colocan como una moda más, una receta fácil para el bienestar, tiene un gran potencial de daño. Creo que definitivamente nos hace falta más investigación antes de meternos en este tipo de soluciones tramposas.
    Coincido en que Jolyon quizá cedió a peticiones extrañas que satisfacen -y convienen- a unos cuantos; que no haya escrito con mala intención. Pero que comentes tú su artículo, creo que es lo más enriquecedor del mismo.

    Gracias por ser guía y maestro.
    Abrazos.

  • AlejAndro-ginia

    Me permito compartir mi experiencia, que fue similar a la de Suzanne. Hace unos años asistí a un retiro de 10 días de meditación Vipassana, y solamente pude estar hasta el cuarto día, porque tuve sensaciones muy similares a las que describen en el artículo de BBC. Aún ahora, no atribuyo esos sucesos a la meditación en sí, sino en primer lugar a mi configuración mental, al momento de participar de esa experiencia, y en segundo lugar, como dice Kyonin, a la falta de responsabilidad de algun@s maestrs@s, en mi caso de la meditación Vipassana, al no hacer ninguna evaluación previar de cada persona que asiste al retiro, porque creo que no es una técnica aplicable para tod@s, porque funciona de un modo distinto en cada persona, como decía, según la configuración mental propia, que puede ser muy distinta, según las experiencias vividas, según la etapa de vida, incluso según la genética, entre otros factores.

    El artículo de la BBC, claramente es tendencioso y prejuicioso, porque generaliza la práctica de la meditación, como si la técnica y la enseñanza tuviese una sola escuela. El artículo debería llamarse: “¿Por qué l@s maestr@s de algunas escuelas de meditación, no se responsabilizan por la salud mental de l@s aprendices?”, y la respuesta sería la que también dió Kyonin, que es por la falta de compasión, de gratitud, de humildad, de generosidad y de dharma; así es como están convirtiendo el mindfulness y el vipassana en simples negocios.

    Gracias Kyonin por compartir tu visión y por acompañarnos con ética en este proceso de aprender. GRACIAS

  • Yo creo que este tipo de artículos se hacen para propagar el miedo y la desinformación. Es cierto que no todo sirve para todos, pero creo que se está olvidando algo muy importante con esta tendencia y es la responsabilidad personal en las cosas que realizamos, queda más fácil culpar a una meditación o un ejercicio que ver que nosotros no somos entes pasivos en nuestras vidas y es nuestro deber informarnos, ser asertivos y aplicarle el sentido común a lo que hacemos en el día a día.

    Yo estuve en un retiro de Vipassana los 10 días completos y si bien fue una experiencia que tuvo sus momentos difíciles, en ningún momento me pareció que hubiera sido algo peligroso, de hecho antes de ir aclaraban perfectamente cuales eran las condiciones del retiro y hacían especial énfasis en que no se aceptaban personas con algún tipo de desorden sicológico, de hecho en todo momento estuvieron abiertos a responder las inquietudes de los participantes e incluso recuerdo que había una hora del día en la cual uno podía ir a hablar con los maestros si se sentía la necesidad de hacerlo y en la sesión de la noche antes de la meditación había unos audios en los que se explicaban muchos conceptos que eran muy útiles y que de hecho ayudaban mucho a entender todo lo que iba pasando.

    Ahora, dentro de ese retiro hubo muchas personas que jamás volverían, otros ya iban por la séptima vez, yo personalmente creo que con una vez fue suficiente, el punto es que siempre estuvo en mis manos la decisión de ir o no y sobre todo de informarme antes de ir para ver qué era lo que enfrentaba, nadie me obligó y tampoco es que uno estuviera preso o algo así, siempre estuvo en mis manos irme o quedarme y al quedarme aprendí una de las lecciones más importantes hasta ahora y fue la de la impermanencia, aprendí que el camino hacía el interior no es el camino fácil pero no por ello significa que no merezca ser recorrido.

    Creo que el problema es que la gente quiere todo fácil y al instante, creen que meditar es sentarse en una habitación lujosa con vista al mar y respirar profundamente unos 10 minutos y ya (que tampoco es que eso sea “malo” ¡al contrario! que rico poder hacerlo jajajaja) pero entonces ante la menor incomodidad y a la menor confrontación con su ego y su yo salen corriendo y hablando pestes de las experiencias vividas.

    Pero bueno, como dices tú, esta es mi humilde opinión y puedo estar completamente equivocada 😀

    Gracias por compartir tus opiniones, siempre son muy valiosas.