Cómo traer tu mente de regreso al presente

Siempre he disfrutado de la música sinfónica y de vez en cuando acudo a escuchar orquestas filarmónicas en vivo. Recuerdo una vez que estaba emocionado porque iría a escuchar un concierto de obras de Gustav Mahler. Compré un par de boletos para mi y mi amigo, llegamos temprano a la sala. ¡Estaba listo para disfrutar el evento!

Nos sentamos para ver a los músicos afinar sus instrumentos. Minutos después se atenuaron las luces, llegó el director y el recital comenzó.

Los primeros instantes la pasé bien. Me dejé llevar por la música. Pero uno de los violinistas llamó mi atención porque estaba peinado de manera graciosa. Cuando se movía, su cabello se alborotaba porque alzaba sus hombros como para inspirarse. Me dio risa. Luego miré a los músicos que lo rodeaban y seguí criticando todo: la manera de vestir, cómo se movían, sus peinados, cómo estaban sentados, si los instrumentos estaban limpios o no. Observé también al director que tenía un par de arrugas en su saco. ¿Cómo era eso posible?

Mi mente siguió diseccionando a la orquesta y de pronto escuché aplausos y las luces del auditorio se encendieron para intermedio. Mi amigo me miró sonriente y solo dijo “¡Guau!”, complacido por lo que había escuchado.

La realidad me pegó como un camión en la cabeza. Por estar criticando y pensando trivialidades, ¡me había perdido la mitad del concierto! No había puesto atención a la música y me había dejado llevar por el diálogo interno. Hubiera dado lo mismo haberme quedado en casa.

¿Cuántas veces al día nos pasa esto? La mente es más volátil que la gasolina. Dejamos que se evapore por todos lados y nos perdemos de lo que tenemos justo aquí y ahora.  Por estar preocupados del futuro o atados al pasado, no vemos la magia de las cosas que están justo al alcance de nuestras manos.

¿Cuántas veces vamos caminando o conduciendo el auto sin darnos cuenta del tiempo o de lo que pasa justo a lado? La razón de muchos accidentes es debido a que la mente está en todas partes excepto donde debe: aquí.

Nos perdemos del sabor de la comida, de los sonidos de la música y podemos llegar al extremo de perdernos de la infancia de nuestros hijos, o de estar viviendo nuestra propia historia de amor con la pareja.

En realidad, tener la mente dispersa es muy caro en tiempo y dinero. Pero estamos tan acostumbrados a estar perdidos en el infinito, que ya no sabemos cómo regresar al presente.

El remedio infalible es tener una práctica estable y disciplinada de meditación. Y es aún mejor si practicamos zazen. 

Pero para quienes comienzan en el camino de la conciencia plena, recomiendo aplicar este pequeño ejercicio de solo tres preguntas que nos obligan a traer de la mente de vuelta al momento actual. No, no es un sustituto de la meditación. Es tan solo un complemento y un mero ejercicio que nos ayuda a re-conectarnos con lo que estamos haciendo y a notar cuando la mente divaga.

Así que cuando notes que el caos mental es enorme, que no estás concentrado y que es has pasado demasiado tiempo en el futuro o en el pasado, es momento de seguir estos pasos:

 

1. Respira profundo 10 veces

Sé que suena a lugar común, pero detenerte a respirar funciona porque rompes con el tren de estrés y con las cosas con las que te estás haciendo sufrir. Te obligas a hacer una pausa de un par de minutos para notar que eres un ser vivo y que respiras.

 

2. ¿Dónde estoy?

Podría sonar tonto preguntarte esto, pero con frecuencia olvidamos justo el lugar donde nos encontramos. Puede que el cuerpo esté en la oficina o escuela, pero la mente está volando hacia fantasías de cosas que no han sucedido, o a cosas del pasado que no controlas. Preguntar dónde estás y responderte de forma descriptiva ayuda a tomar consciencia del lugar físico en el que te estás.

 

3. ¿Qué estoy haciendo?

Hacer cosas de forma automática es cotidiano para muchos de nosotros, pero es ahí donde los accidentes y los descuidos acechan. Cuando pierdas la noción de la actividad actual, como conducir o afeitarte, pregunta ¿qué estoy haciendo?. Tu respuesta debe ser descriptiva y detallada. Esto hará que la mente vuelva a tu cuerpo para ayudarte a poner atención a los detalles.

 

4. ¿Con quién estoy?

Somos muy pretenciosos y vamos por la vida pensando que somos mejores o superiores que los demás. Cuando esto pasa nos desconectamos de la gente que nos rodea porque asumimos que estamos perdiendo el tiempo y que estamos aburridos. ¡Podríamos estar haciendo algo más divertido o productivo! Por supuesto que es una ilusión más de nuestro ego, así que hay que hacernos el propósito de mirar a la persona con la que estamos justo ahora, a quien escuchamos. Lo más seguro es que generes una mejor relación con el mensaje y con el humano que se tomó el tiempo de hablar contigo.

Como habrás visto, no es necesario ser místico ni maestro budista para usar el sentido común. En mi experiencia, estos pasos funcionan y son la puerta de entrada a que te intereses por la práctica de la meditación como una forma de mejorar tu vida.

Vale la pena intentarlo.

¿Tienes algún consejo que uses para traer de regreso la mente al presente? ¡Comparte en los comentarios!

 

Read More

Grupo de Guadalajara: Nuevos horarios de meditación

 

 

Amigos en Guadalajara, Jalisco:

En 2016 el estudio Árbol del Yoga me invitó a dar sesiones de meditación los miércoles. Ha sido una experiencia que nos ha rodeado de personas increíbles. Pero entendemos que la vida es ocupada y que no todos pueden asistir. Así que para 2017 abrimos más horarios y días:

Lunes 7:00 PM

Martes 8:00 AM

Miércoles 7:00 PM

Jueves 8:00 AM

Pasaremos 1 hora meditando y charlando sobre temas útiles para llevar una vida más tranquila en la ciudad.

Las sesiones son para todos los niveles, no es necesario tener experiencia. Estarán enfocadas a la atención consciente y tomaremos solo algunos elementos de meditación zen.

¡Bienvenidos principiantes!

Por favor lleva ropa cómoda.

Sede: Árbol del Yoga
Lope de Vega 121, atrás de Centro Magno.
Tel. 3615 6012
https://www.facebook.com/arbolde.yoga/?fref=ts
Donativo voluntario (sugerido $50).

Aclaración: Estas sesiones de meditación no son de budismo zen.

Grupo Zen Ryokan:

Nuestras meditaciones en línea seguirán llevándose a cabo, aunque los horarios cambiarán para martes y jueves. Tan pronto terminemos ajustes, anunciaré los horarios finales.

Read More

Taller de manejo de emociones negativas: Heisei 2016. Inicia en noviembre 21

heisei-2016-post-banner

 

¡Te invito al último taller de 2016 en Chocobuda!

 

Heisei: (Jap.) compostura, calma, aplomo, serenidad, ecuanimidad, calma

 

Problema

Las emociones negativas son útiles y naturales para el desarrollo de nuestra vida. Gracias a ellas podemos distinguir el peligro, saber cuando alguien abusa de nosotros o cuando requerimos apoyo y cariño.

El problema es que en estos tiempos de conexiones inmediatas e individualidad, el culto al ego hace que estas emociones crezcan a niveles incontrolables. Nunca nos percatamos cuando la ira, la tristeza y los celos comienzan a tomar el control de nuestras acciones. Estamos enojados, con prisa o tristes de tiempo completo.

Esto hace que nuestras vidas se vuelvan grises, nos volvemos depresivos o agresivos y comenzamos a habitar un mundo donde todo nos ataca de forma personal. Pronto la salud comienza a gastarse, y cansamos a las personas que nos rodean, erosionando amistades y relaciones.

Solución

Cuando las emociones negativas nos dominan y comenzamos a ver que nuestra tranquilidad y salud están siendo destruidas, es tiempo de actuar antes de que el problema se vuelva inmanejable.

Creemos que existe un camino de vida más tranquilo y amable, en el que podemos aprender a dejar ir las emociones que no nos ayudan y a no caer en extremos pasionales. Así crecemos y construimos un mejor mundo para nosotros mismos y quienes nos rodean.

La ira, el rencor, la tristeza o los celos; todos ellos pueden ser reducidos a su mínima expresión.

Por eso creamos Heisei, taller de manejo de emociones.

Heisei es la palabra japonesa que significa compostura, calma, aplomo, serenidad y ecuanimidad.

Inscribirte a Heisei, te ayudará a:

  • Hacer de la meditación un hábito cotidiano para fortalecer tu estado de ánimo y reacciones.
  • Estar atento a tus estados ánimo para poder dejarlos ir antes de que te causes daño a ti o los demás.
  • Buscar espacios de silencio e introspección necesarias para el auto conocimiento.
  • Reconocer tu naturaleza humana para que funcione en equilibrio con tus valores.
  • Aprender a ver las cosas de forma abierta y sin caer en extremos.
  • Entender la raíz de muchos de estos sentimientos.
  • Mejorar tu salud en general.
  • ¡Sonreír más y respirar con tranquilidad!

Cuando logramos ser uno con las emociones negativas, nos volvemos ecuánimes y más amables. No sólo te sentirás mejor, sino que la gente que te rodea se sentirá bien a tu lado.

¡Me interesa!

 

Read More

Romper los pensamientos compulsivos

koi

Una característica clásica de los humanos es que detestamos la crítica. Somos muy buenos para marcar los errores y omisiones de otros, pero cuando alguien nos dice algo, saltamos a la defensiva. Y es que no estamos acostumbrados a observar nuestra propia conducta.

Hablamos sin pensar, actuamos solo para acariciar el ego; y en este proceso caemos en comportamientos compulsivos. Si no estamos constantemente vigilando nuestros pensamientos, nos convertimos en personas con tendencias a la compulsión.

Al entrar en la mente compulsiva, llegamos a un estado en el que la vida es como un sueño. Hacemos cosas sin entender lo que hacemos. El adicto a la comida comienza a comer sin pensar. El adicto a las relaciones personales entra en la perpetua espiral de la seducción. El egoísta hará lo que sea para acariciar su ser interior, sin observar las consecuencias. El apostador lo dará todo para poder sentir la adrenalina fluir con la emoción de un juego de azar. Despertamos de ese sueño cuando es demasiado tarde y el daño está hecho. Muchas veces es irreparable.

Cuando meditamos aprendemos a seguir nuestra respiración. Con el paso del tiempo aprendemos a observar los pensamientos sin juzgarlos y sin abrazarnos a ellos. Cuando detectamos que hay compulsión o angustia por repetir algo, solo lo notamos para dejarlo pasar… como nubes al viento.

Definitivamente no es fácil. Sentarse a meditar por 10 minutos implica 10 minutos menos de Facebook, de teléfono móvil y de cualquier cosa que no requiera inteligencia.

Meditar es dejar ir el ego para que la vida transcurra sin nuestra influencia. Es guardar silencio para contemplar los pensamientos y entender que nunca han sido la realidad, sino tan sólo una pobre interpretación personal.

Sin embargo, luego de unas 6 u 8 semanas de práctica, la vida cambia. Los pensamientos compulsivos comienzan a tener otro carácter. Ya no provocan angustia, sino que comenzamos a distinguirlos para no engancharnos a ellos.

Se adquiere una mejor relación con la comida, por ejemplo. Nos volvemos conscientes de que comer de más o alimentos de mala calidad daña nuestra salud.

Prestamos más atención a las cosas sencillas de la vida y se mira todo desde un punto más tranquilo.

Todas las cosas que nos generan adicción y compulsiones, pasan a segundo término. Por ello no es secreto que meditar es una de las herramientas más útiles para alejarse de las drogas o el alcohol. Miles de terapeutas en el mundo recomiendan algún tipo de meditación a sus pacientes.

Romper los pensamientos compulsivos no es fácil en una economía que lucra con nuestros excesos. Pero existe una salida, aunque es un camino personal y tiene que comenzar en algún lado.

Meditar por unos 10 minutos al día es el inicio de un viaje de millones de kilómetros. Si no das el primer paso, jamás lo lograrás.

Read More

Destruye tu creatividad con estas simples acciones

Así como hay acciones claras para aumentar tu creatividad, también hay una ruta segura para destrozarla. Y parece que muchos seguimos ese camino, pues la concentración y las musas tardan cada día más en llegar.

Mala alimentación, apegarnos a las opiniones y vivir para cumplir caprichos; son algunas de las conductas que nos vuelven personas feas y ancladas a nuestro ego.

Hoy comparto estas cinco acciones para arruinar la creatividad. Son fáciles de seguir y tienen toda la intención de ser psicología inversa… y con algo de humor.

Si quieres saber más sobre cómo mantenerte en plena creatividad y aumentar tu productividad, no te pierdas el próximo taller: Omoi, meditación para creativos (y no tan creativos).

 

meme1200-x-900-3

Read More

[Video] Chocoscopio: Para mantener la creatividad

El martes 3 de agosto tuvimos un buen Chocoscopio sobre cómo mantener la creatividad y la inspiración. A veces es necesario entender que ambas no dependen del ego, sino de la constancia y la disciplina.

Ser creativo no significa ser desparpajado o abusar del cuerpo. Crear requiere entrenamiento y dedicación. Todo ello se puede lograr cuando tenemos la mente en paz. Y para ello contamos con la mejor herramienta del mundo: la meditación.

En esta transmisión nuestro CEO, El Tamal, estuvo dormido. Así que esperamos que aparezca a cuadro la próxima.

Si te interesa saber más sobre meditación, creatividad, te invito a Omoi, taller de mindfulness para creativos.

 

Read More