Reto minimalista: aprender una nueva habilidad

Posted by on Marzo 17, 2011 in Minimalismo, Vida | 4 comments

Ser minimalista es un compromiso de vida que se logra con constancia, disciplina, práctica y aprendizaje. No basta con leer un par de blogs y entrarle al reto 333, sino que también hay que estar siempre dispuestos a comprender que muchas de las conductas que hemos llevado son más por costumbre que acciones conscientes.

Hacemos las cosas que hacemos porque así lo vimos con nuestros padres y abuelos y jamás cuestionamos el estatus quo de la vida. Compramos un frasco de mostaza porque así ha sido y así será siempre, hasta el final de los tiempos.

Sin embargo un buen minimalista pensaría ¿porqué comprar un frasco de mostaza? ¿Será difícil hacerla en casa? Leería la etiqueta, memorizaría los ingredientes o buscaría una receta en la red y trataría de hacerla en casa.

Y si no se tiene idea de cómo cocinar, se esfuerza por aprender porque comprende que el desarrollo de una nueva habilidad es útil, divertido y mejora la economía.

Claro que este ejemplo es un poco simple, pero el aprendizaje nos puede ayudar a hacer reparaciones menores, tener un ingreso extra, obtener más cultura o simplemente hacer la vida muy divertida.

Aprender una habilidad implica, al igual que todas las cosas que valen la pena, esfuerzo y práctica. No basta con tener la intención, sino que hay que buscar un espacio en nuestro día para esta nueva actividad.

¿No tienes tiempo para aprender nada nuevo? Deja de ver la TV en las noches. El tiempo que le inviertes a Twitter y a Facebook, mejor enfócalo a 30 minutos de aprendizaje.

Pero Chocobuda, inscribirme en un curso de canutillo cuesta muy caro y la escuela queda lejos… Bienvenido a la era de Internet.

En estos tiempos aprender es tan simple como tener ganas de hacer las cosas y buscar un tutorial de lo que necesites, en la red. Después de todo, Internet no sólo tiene redes sociales y porno. También es la biblioteca gratuita más grande en la historia de la humanidad.

¿No tienes idea de qué puedes aprender? Aquí van unos ejemplos:

  • Un nuevo idioma
  • Historia
  • Matemáticas
  • Cocina
  • Carpintería
  • Reparación de computadoras
  • Literatura
  • Lectura y redacción
  • Tejido
  • Origami
  • Huertos caseros
  • Hidroponia
  • Meditación
  • Música
  • Joyería de fantasía
  • Reparación automotriz
  • Y la lista sigue ad infinitum

En estos tiempos de libertad de la información, somos muy afortunados que personas generosas se tomen el tiempo para compartir su conocimiento en línea para que podamos mejorar nuestras vidas.

Es cuestión de elegir una disciplina, tomarnos el tiempo y comenzar.

El reto

El reto es muy simple: aprende una nueva habilidad durante 1 mes.

Elige algo que te guste, que te cause curiosidad y tómate el tiempo para aprender. Si tienes dinero y oportunidad de pagar por algún curso, adelante. La capacitación es la mejor inversión que puedes hacer.

Si estás corto de fondos, entonces usa la red como maestro. Te sorprenderás.

¿Porqué un mes? Porque es el tiempo suficiente para aprender lo básico de cualquier disciplina y ver si quieres seguir desarrollándola.

La idea principal es que desarrolles el hábito de darte al menos 30 minutos al día para aprender algo.

¿Estás dispuesto a tomar el reto?

 

  • Me parece que dejar de tener interés por aprender cosas nuevas es de las cosas más tristes que existen, se sea minimalista o no. La curiosidad por aprender es esencial y nuestros hijos deben ver que nos ilusionamos con el aprendizaje, es el mejor ejemplo que les podemos dar.

  • Angel

    Genial el reto. Lo acepto, mi reto de éste mes: aprender a hacer un alebrije en papel maché 🙂
    La idea del origami tambien suena muy bien.

  • Denisse

    Hace poco descubrí tu blog y es fantástico…. es la primera entrada que comento porque va muy unida a uno de mis pasatiempos favoritos: el DIY o “Do It Yourself” (hazlo tú mismo) y con ello, vienen muchas habilidades: coser, manejar alambre, cuentas, tintes, en fin… muchisimas cosas que además de darle nueva vida a lo que ya tenemos, nos entretiene y pone a práctica nuestra imaginación ^^

    • Morex

      Sí! Aprender cosas nuevas y saber cómo hacer cosas de forma artesanal es magnífico. Es una gran terapia ocupacional y además aprendemos a solucionar problemas sin depender de la tecnología. Y sí, coincido, desarrolla la imaginación… que es uno de nuestros más grandes tesoros.

      Bienvenida a Chocobuda 🙂