La apología del robo

Posted by on julio 12, 2011 in Vida | 6 comments

El fin de semana pasado tuve que ir a comprar una nueva tarjeta inalámbrica de red para mi PC de trabajo. Así que me dirigí al centro de la ciudad donde venden todo este tipo de artilugios tecnológicos.

Buscando entre locales encontré a este pequeño amigo:

Les presento al aparato decodificador de redes Wi-Fi, hecho en China. Por un módico precio de $500.00 (€30/USD $42) ustedes se pueden llevar esta antena que se encargará de encontrar señales de red, hackearlas y ¡listo! Estarán en Internet en menos de lo que canta un gallo.

En charlas con otras personas ya me había enterado que existía este dispositivo, pero cuando lo vi a la venta, leí la descripción de la caja y la manera en la que se está distribuyendo, quedé horrorizado y toda esa tarde pensé en las implicaciones.

Este decodificador de redes simboliza muchas de las cosas que están mal en la humanidad, no únicamente en México.

Usando pocas palabras, este es un aparato que ayuda a robar la señal inalámbrica y tomar ventaja de alguien que genuinamente está pagando y disfrutando su servicio.

Algunas de las implicaciones que encuentro son:

1. Justifica el robo y lo hace natural

2. Al usar este dispositivo se está tomando ventaja sobre una persona que paga su servicio

3. ¡Simplemente está mal!

El poner a la venta este aparato es como poner a la venta un kit de cerrajería con una lista de nombres de personas, sus domicilios y sus horarios para ir a robar objetos de su casa. Al fin y al cabo son gratis.

En este caso el robo es de una señal de radio, no hay un objeto físico, por lo tanto no hay pruebas ni nada qué perseguir.

Si me lo preguntan, creo que la existencia de algo como esto incrementa la maldad porque el daño a otras personas está justificado

No sé en otras partes del mundo, pero México se rige por la cultura de tomar ventaja y de engañar. Los hijos engañan a los padres, los padres a los hijos, el empleado al patrón, el patrón al empleado… y en todos los casos está justificado bajo un halo de “ingenio” y de “picardía”.

Para esto hay muchas palabras que no vale la pena mencionar, pero el hecho es que simplemente tomamos ventaja de todo y nos sentimos héroes cuando perjudicamos a alguien y nos salimos con la nuestra.

Al mismo tiempo nos quejamos de que hay inseguridad y corrupción y en realidad no tenemos ni una pizca de autoridad moral para decir nada.

Y es que creo que es muy necesario hacernos un tiempo para pensar en los alcances de nuestros actos. Nuestras acciones, decisiones e inacciones siempre generan consecuencias buenas o malas. Lo que hacemos y decimos afecta el universo que nos rodea y la realidad de la gente con quienes compartimos este mundo.

No importa el medio ni la justificación, el tomar ventaja de alguien más es un paso más a una humanidad sin bondad ni corazón.

Aclaro que yo no soy un santo. Estoy lejos de serlo. Es sólo que me da mucha tristeza ver el hoyo en el que nos metimos y parece que estamos muy felices haciéndolo.

Antes de comprar uno de estos aparatos o de aprovecharse de la debilidad de alguien, háganse un favor y pregunten a quién afectarán. Estoy seguro que se detendrían en seco.

  • Es exactamente lo que pienso de la piratería, el hecho de que no tengas la solvencia económica para poder “disfrutar” de los contenidos, no te da el derecho de obtenerlas por métodos alternativos, incluso a pesar de los pésimos modelos de negocio de las distribuidoras de contenidos.

    Me da un enorme coraje aquellos que desbloquean sus iPads o iPhones no por el hecho de obtener más funcionalidad de ellos, sino para no pagar por las aplicaciones que descargan. ¿Cómo es posible que tengas 8 o 10 mil pesos para comprar un aparato y después no quieras pagar la milésima parte en un software que alguien invirtió su tiempo y dinero para desarrollarlo?

    El gran problema desde mi punto de vista es la cultura del coleccionismo, del tenerlo todo, en serio, yo quisiera tener miles de videojuegos, todas las novelas habidas y por haber, toda la música que sale… pero no me alcanza y punto. Entonces tengo que saber escoger qué es lo que realmente vale la pena, qué es lo que merece que pague por ello, ¿y lo demás? Simplemente, no tengo necesidad de ello.

    Bien dice U2, “What you don’t have you don’t need it now”.

    • Anónimo

      Justo el domingo platicaba de que disney tira todos los DVD y BD que tienen el minimo error en la impresión, que podían perfectamente poner todo eso en bolsitas y venderlo a $20 y distribuir entre los piratas (o pa’l caso sacar una edición especial, sonido mono, sin menues y anuncios)

      O los alquileres y ventas del archivo de vídeo, a manera de lo que hace iTunes, pero abierto al mundo, hay tanta producción mundial que nos estamos perdiendo por no venderlo de manera global, porque el servicio de venta existe, pero no llega a México.

  • Anónimo

    ¿Dónde dices que la consegues?

    Esa es una de las costumbres que tenemos muy arraigada en nuestra cultura: el sacar provecho de los demás con el menor esfuerzo.

    Hagamos nuestra parte y seamos honrados.

    Civismo, ¿a dónde has ido?

  • SSSS y yo que he sufrido tanto porque se me cae la señal con las lluvias, un aparatito de estos me sería MUY útil… NTC :S

    Yo, le pido su contraseña para casos emergentes a los vecinos o voy a un lugar público, ya hay señal abierta en casi todos lados.

    ABRAZOS! 🙂

  • Anónimo

    Totalmente de acuerdo con ‘nutricampeones’ mejor le digo al vecino de al lado: oye ¿me das chance? XD

    Sobre todo porque se puede poner peliagudo si te pones a pensar en implicaciones legales como las del caso del hombre que robaba la señal para ver porno infantil y casi encarcelan al dueño de la señal de internet =(

  • Jose Ramon Camacho Camargo

    ….estimado amigo….muy bonito reflexión….con frases sencillas y simples….señalas verdades y reflexiones….el texto lo leí con mi esposa e hijos….es un texto para leer….y reflexionar en familia….sobre la importancia de los valores…..