Cuatro años sin auto: lecciones aprendidas

Posted by on octubre 4, 2011 in Activismo, Minimalismo, Productividad, Vida | 21 comments

La bicicleta funciona con tu energía y te ahorra dinero. El auto funciona con dinero y te vuelve gordo.

Por estos días, hace cuatro años me encontraba harto de mi coche.

Pasaba hasta 6 horas conduciendo y evadiendo otros conductores furiosos en un mar de autos que parecían consumir mi humor y mis mejores días. Sí, leíste bien. 6 horas.

Cuando iba a ver a algún cliente, llegaba de malas, muchas veces tarde y parecía que tener auto me ponía en una carrera por sacar el máximo provecho del tiempo. Pero esta carrera no virtuosa sólo se traducía en estrés. Y así estuve 13 años de mi vida.

Un buen día tuve que vender mi auto y lo primero que pensé fue ¿qué voy a hacer sin él? Por un momento el mundo se me cerró.

¿Cómo salir a ganarme la vida sin un auto? ¿Qué pensarían mis padres, mis amigos y la gente al rededor?

Poco a poco me fui acostumbrando a estar sin auto y con el paso de los días, que se convirtieron en meses, comencé a apreciar la paz mental que significa no tener que conducir a diario.

Y con los años puedo decir que soy un hombre muy feliz sin auto y que espero pasen muchos años más para que, siquiera, tenga que pensar en uno.

Estas son algunas de las lecciones aprendidas:

Sin estrés callejero

Vivo sin tensión en la calle. No tengo que cuidarme de otros conductores irresponsables o iracundos.

Soy lector hasta la muerte

Cuando dejé de preocuparme por manejar mi coche y usé transporte público, casi de forma automática aumentaron los libros leídos por mes. Eso siempre es bueno.

Cuido el ambiente

No contamino porque no tengo auto. A mi no me puedes culpar de esa linda nata de humo que flota sobre tu cabeza. Y cuando uso transporte público, trato que sea eléctrico.

Camino

De ninguna manera puedo decir que soy atleta. Pero sí puedo decir que tengo la capacidad de caminar varios kilómetros al día. En todas mis salidas doy por hecho que caminar es parte de mi vida, así que lo hago con gusto. Aire libre, ver la vida en mi ciudad y percibir a la gente es una experiencia maravillosa.

Vida tranquila

Uno de los argumentos constantes con los que se justifica el uso del auto es la seguridad. Nada más falso. En mis años como caminante y usuario de transporte público, nunca he tenido un atentado de ninguna especie.

Cuando tenía auto: me robaron, abrieron el auto, lo vandalizaron, tuve problemas con policías corruptos… y la lista sigue.

Estando a pie, la vida es dulce y tranquila.

El dinero dura más

Tener auto es muy caro. Mucho más de lo que recibe uno a cambio. Entre impuestos, reparaciones, combustible, estacionamientos, mantenimiento y seguros, tener auto ya no me hace sentido.

Al vender mi legendario Golf, me di cuenta que era como si hubiera recibido un aumento de sueldo.

Soy más responsable de mis horarios

Tener auto da un sentimiento ficticio de libertad. La frase es que puedo ir a donde sea, cuando quiera, es muy común. Pero esa libertad, en muchas ocasiones es contraproducente.

No tener auto me ha vuelto mucho más consciente de mis tiempos. Para una cita a las 16:00, consulto el mapa para llegar y las rutas disponibles. Con ello calculo el tiempo que necesito y lo uso.

De la misma forma, si tengo que salir de noche, lo evito (así eliminas riesgos innecesarios). Y si salgo, acomodo mi tiempo para siempre tener transporte de regreso a casa.

Alguna ocasión me preguntaban el tiempo que se hace del punto X al centro de la ciudad. Mi cerebro calculó el tiempo en páginas del libro del momento. Llegar al centro está a 15 páginas de distancia.

Definitivamente la vida sin auto no es para todo mundo. Sólo algunos hippies locos como yo lo pueden soportar.

Y ya sé que seré ampliamente atacado por los entusiastas de los autos, y eso es bueno porque cuando sentimos que nos mueven el tapete, estamos pensando y considerando nuevas ideas que contradicen nuestros esquemas.

¿Soy un rebelde que va en contra de la sociedad? Sí. Lo soy. Y me encanta.

Quizá en el futuro vuelva a tener coche. De momento no lo necesito y así pretendo estar por el mayor tiempo posible.

¿Estoy en un error? Por favor, ¡dímelo todo en los comentarios!

 

468 ad
  • Anónimo

    Totalmente de acuerdo contigo Morex, Yo llevo más de 1 año sin auto -el mío murió de “causas naturales”- y por lo único que me puede es porque me gusta mucho sacar a mi mamá (ella ya no puede caminar mucho) y ese es el único inconveniente que yo le he visto hasta ahora.

    Como siempre buen post.

    Saludos.

    • Anónimo

      jajajaja me encantó lo de ‘causas naturales’ XD

      ¿Tienes algún parque cerca? ¿Puedes costearte un par de veces al mes pagar taxis para llevar a tu mamá a algún lugar bonito, pero cercano? =)

      • Anónimo

        Sandy:

        Aquí en Cd. Juárez los taxis son muy caros y realmente no hay tantos lugares a donde ir como en el D.F. Hace 3 semanas estuve allá y quedé maravillada con el transporte, bueno eso sí, hay mucha gente, pero trataba de no usarlo en horas pico y fue súper porque pude conocer más lugares y aprendí a andar en el metro.

        Lo que hago ahora respecto a mi mamá, pues a veces cuando se ofrece alguna salida para llevarla a comer o al cine, le pido su camioneta a mi papá, pero gasta mucha gasolina.

        Saludos.

        • Me encantaria poder vivir sin auto, pero en una ciudad como Mexicali, con esos calores tan intensos, es casi imposible caminar 10 cuadras sin desmayarse, es literal,,, pero si es fantastico andar caminando por la ciudad,, llevo 8 meses viviendo en Oaxaca y he disfrutado muchisimo el no tener auto, aunque regresando a mi tierra tendre que volver a las ruedas

  • Me sumo también Morex. Hace dos años, cuando comencé a trabajar empecé a desear con muchas ganas comprarme un auto, cuando reuní el dinero, las ganas se habían disipado y el dinero está en el banco esperando un mejor uso.
    Soy bastante feliz con esto, así cuando salgo puedo tomarme unas cervezas sin temor, si es de noche ando en taxi, si es de día en metro o micro, siempre la música y los libros son buenos compañeros.
    No tengo auto, dejé de fumar, ahora si dejo de comer porotos (frijoles), dejaré de contaminar completamente.

    Saludos Morex!

  • Anónimo

    Aunque me considero un amante de los automóviles, no tengo una fijación con ellos.

    Si existe una opción para transportarme al sitio que voy, la utilizo, incluyendo mis piernas.

    El problema principal del uso del carro en las grandes ciudades (por lo menos en México) es el deplorable estado del transporte público, no la falta de vialidades, paradigma en el cual se están apalancando los políticos últimamente (vean los segundos pisos del área metropolitana de la Ciudad de México y Guadalajara, por ejemplo).

    Si tuviéramos un transporte público eficiente, con gusto me liberaba de mi automóvil, el cual lo uso generalmente los fines de semana y lo tengo al tiro para evitar contribuir a la contaminación reinante.

    Saludos.

    • ?????? ????? ?? ???? ??????

      Usa metrobus y bicicleta

  • Anónimo

    Yo nunca he tenido coche, porque no me gustan así que no tengo punto de comparación, cuando salía de las jornadas intensivas de trabajo del canal, lo último que necesitaba era ir manejando y lidiando con otros conductores; el trayecto de vuelta a casa del trabajo, siempre ha sido un momento para mi, aprovecho para comprarme algo dulce (un helado, por ejemplo) y luego relajarme en el camión.

    Como dice jcesarmo, el transporte urbano es ineficiente y no tiene mantenimiento, los choferes están del nabo y tiene mil defectos, pero ya hay movimientos importantes para librar de coches las ciudades y promover un uso eficiente y un servicio adecuado a la ciudadanía por medio de transporte colectivo, esperemos sea pronto. Como ejemplo el congreso Ciudades sin autos que se llevó a cabo en Guadalajara. =)

    También se está empezando a hacer mucho por la cultura vial y el uso de la bicicleta, ahí vamos! =D

  • Aprendí a manejar antes de los 18 para sacar la licencia en cuanto los cumpliera. Mi papá muy amable nos pagó un curso y dio carro y adivina qué?
    A la hora de la hora me daba como miedo, dices bien, si no manejas te ven como un ser extraño.
    Hoy me gusta manejar, lo disfruto mucho, si es más cómodo que el transporte público, más a grandes distancias, más si tienes que transportar material, libros, etc.
    Cada experiencia y cada habilidad abre en nuestra vida un mundo de posibilidades.
    Yo por ejemplo, a mis niñas (mis hermanas) las aliento a conducir, a que se animane a hacerlo. Que pruebenn y sea una elección en ellas hacerlo o no.

    Abrazos! 🙂

  • Pues que dilema, yo compré el mío hace 5 meses y efectivamente el dinero se ha escurrido de mis manos quincena tras quincena … nótese que lo compré con préstamo lo cual le quita a mi salario una buena parte.
    Peor seguir pidiendo préstamos porque siempre le duele algo … y ya no veo la luz con el dinero 🙁 snif snif

    Aún así no creo poder dejarlo, veo tan complicado llevar a la escuela a mi niño, recogerlo, llevarlo a comer con mi mamá, ir al centro a mi clase, llevarlo al futbol, recogerlo, llevarlo al tenis, recogerlo, no creo que no podría hacer todo sin coche. Cuando está en el taller me siento desesperada, aaahhh y algo que no saben es que en Qro. los taxis son carísimos; por una dejada aún extramadamente corta cobran 35$

    Claro hay cosas que he sacrificado, por ejemplo las encuestas a los taxistas de las cuales deduje que al menos 70% de los taxistas son separados, divorciados o dejados (dato irrelevante). O caminar por el centro que está increhíble, ver las tiendas, sonreir a la gente, comprarme un helado, en fin.

    Quizá yo necesitaré un modo híbrido de moverme por la ciudad.

    Saludos.

    • Anónimo

      Aqui los taxis cobran igual =P

  • Anónimo

    Hace tres años mi esposo y yo decidimos tener solamente un auto para los dos. En un principio parecía que sería imposible acoplarnos, pero realmente ha sido sencillo y nos hemos ahorrado una buena lana. Además, nos organizamos mejor, pasamos más tiempo juntos y caminamos mucho más. Aún no sé si quiera vivir sin auto completamente, pero sé que es posible hacerlo. Saludos!

  • Jaja definitivamente yo no doy un hippie que podría soportar eso… el camion que va a mi trabajo, pasa tarde mal y nunca, hago el doble de tiempo y es imposible llegar a tiempo a mi trabajo en transporte publico, ya lo he comprobado.
    aparte a mi me gusta trabajar en mi coche, sonara raro, pero me relaja detallarlo, arreglarle o instalarle alguna que otra chunche, es parte de mis hobbies…
    Aunque en estos días surgió una idea interesante que implicaría venderlo…

  • So

    Yo no puedo vender mi auto porque todavía hago un recorrido de 25k semanal y porque mi esposo me mata. Pero ya descubrí las mieles de la LIBERTAD verdadera al andar a pié y en bici. El transporte público en la CD de México como mujer es un asco y lo evito como la peste, pero poder llegar en bici o caminando es una MARAVILLA. ¿Porqué no lo hacía antes? porque no tenía la condición física necesaria para caminar 3k sin agotarme. Que vergüenza, lo se.

  • ¡Estoy tan identificada con lo que acabas de escribir! yo también tuve que vender mi auto hace más de un año y de repente me encontré con más dinero (gracias a que no tenía que pagar servicios, tenencia, choques pendejos, robos, etcétera), más tranquilidad (nada de pasarme horas en el tráfico luchando por pasar), más felicidad. La neta espero jamás, jamás tener que necesitar uno. ¡Soy una mujer libre y feliz!

  • David Serrano

    yo soy un hombre de 41 años que jamas ha conducido un auto… que no tengo permiso de conducir y que voy a todas partes en colectivo, metro, tren, avion o globo… ¿cómo he logrado esta hazaña? demasiado torpe para manejar un auto, pero extremadamente rápido con mis bambas… un saludo chocobuda, se te oye rechulo en los chococast… me gusta escucharlos.

  • Karl Kast

    pues yo los días que mi carro no circula lo disfruto como dices pero por desgracia hago el doble de tiempo sin carro que con él de la casa al trabajo… pero podría prescindir de él entre semana: ¡pero en fin de semana, no!, tal vez la mayoría son solteros o parejas sin hijos pero andar en transporte con niños es un -des-ma-dre-, no imposibilita el hecho de no poder hacerlo pero si se vuelve muy, muy complicado: ir al super y regresar atascado de bolsas, en el camión lleno, empujando, apretando la fruta, agarrando al niño, es todo un “desafio” de cualquier programa de FactorX jejeje; es en estos momentos cuando aplicas al 100% la palabra “comodidad” al carro…

  • Quizá en la ciudad de México no tener auto sea lo más conveniente pero con dos hijos y en una ciudad dónde todas las rutas, no importando a dónde vayas, pasan por el centro… pues no tanto. No hay metro, no hay trolebuses y el transporte público es malo, peligroso y lento. Súmale que llueve de mayo a noviembre y el frío llega a algunos grados bajo cero. No, ni soñarlo.

    Nosotros lo que hicimos fue comprar un auto que no gastara tanta gasolina (17 k/l en ciudad) y hacemos un sólo viaje para dejar a los niños, el trabajo de ambos y de regreso. Eso sí, cuando vamos al DF, ¡en metro! Allá no usamos auto.

  • Estás en un error al pensar que podrías estar en un error. 😛 Mi único problema al pensar igual que tú es que lo uso como excusa para mantener un temor horrible a conducir, y a veces puede ser necesario, si no vital. Me gusta mucho tu blog, yo también soy mexicana y aspirante a minimalista. Saludos!

    • Anónimo

      Hola (ahora voy a darte un consejo y a quedarme sin él) creo que es importante que aprendamos a manejar, nunca sabes cuando tendrás que verte (por emergencia o lo que sea) en la necesidad de manejar un coche =)

      El punto es que a mi no me interesa ni tantito XD

  • Astur Altamirano

    YO COMO ENTUSIASTA AFERRADO DE LOS AUTOS, PUEDO DECIR QUE SERÍA MUY DIFÍCIL DESPRENDERME DE MI AUTO, PERO VAYAMOS AL CONTEXTO DONDE LA CAÓTICA CD. DE MÉXICO ES CASI IMPOSIBLE IR DE UN PUNTO “A” HACIA PUNTO “B” SIN TRÁFICO NI AGLOMERACIONES……POR OTRO LADO, LAS VIALIDADES FUERA DEL D.F. Y A.M. SON FLUIDAS Y EN MUY POCAS OCASIONES SE CONGESTIONAN.
    EL USO DE LA BICICLETA COMO MEDIO DE TRANSPORTE, PUEDE SER MUY EFICIENTE SIEMPRE Y CUANDO TUS TRASLADOS NO SUPEREN LOS 15 KMS, PERO ¿ QUÉ PASA CUANDO AQUELLOS TRASLADOS SUPERAN LOS 15 KMS Y DE PRONTO SE CONVIERTEN EN 30-50KMS DIARIOS ? EL COMBINARLO CON TRANSPORTE PÚBLICO, A VECES ES IGUALMENTE CAÓTICO……..

    MY 2 CENTS

  • Pingback: Cuatro años de pedal y asfalto | Giingo()

  • Pingback: Cuatro años de pedal y asfalto | Giingo()

  • Pingback: Personas que me inspiran | Giingo()