10 factores de la felicidad comprobados por la ciencia y el budismo [Parte 1]

Posted by on febrero 23, 2012 in Budismo, Vida | 6 comments

10 factores de la felicidad comprobados por la ciencia y el budismo [Parte 1]

El ser humano es hedonista por naturaleza. Siempre está en la búsqueda de cómo ser feliz  y parecería que está obsesionado con ello. De hecho, puede llegar a extremos ridículos para conseguirla.

Con frecuencia salen a la luz estudios hechos por científicos sobre los factores que determinan nuestra felicidad. Incluso personalidades como Matthieu Ricard se han sometido a estudios para tratar de encontrar qué es lo que le da sentido a nuestra existencia.

Por lo regular la ciencia y el budismo convergen en los mismos puntos, debido a que el enfoque humanista y de sentido común del dharma nos lleva de la mano a erradicar el sufrimiento.

Aquí va una lista de 10 factores para la felicidad en los que coinciden la ciencia y el budismo. Primera parte.

1. Generosidad

Al dar no sólo encontramos riqueza en esta vida, sino que logramos el punto más alto de prosperidad en la iluminación. Por eso tenemos que practicar la generosidad“; dice el Dalai Lama

En budismo, el concepto de dar desinteresadamente se llama dana y existen una cantidad indefinida de libros al respecto que plantean que el camino seguro a la felicidad.

Cuando damos de corazón y sin esperar retribución, dejamos el yo/ego de lado para poner nuestra atención en la necesidad de otros.

El estudio de Elizabeth Dunn, de la Universidad de British Columbia, marca que cuando hacemos al altruismo parte de nuestras vidas y gastamos dinero en otras personas, somos más felices que aquellos que sólo gastan en sí mismos.

2. Vivir en el momento

Los participantes de un estudio que se tomaron el tiempo para disfrutar las acciones cotidianas, que normalmente realizaban con prisa, o que pensaron en los momentos agradables del día; mostraron un incremento significativo en su felicidad y en reducción de depresión.”

Una de las enseñanzas del budismo es simplemente vivir en el presente, con atención consciente. Esto funciona porque no vivimos en los recuerdos ni preocupándonos por el futuro.

3. Evitar las comparaciones

Compararnos con otros, daña nuestra felicidad y autoestima. Por el contrario, tomar en cuenta nuestros logros personales nos lleva a una mayor satisfacción.”

Uno de los motivos más grandes de la infelicidad son las comparaciones. Vivimos evaluando a los demás y luego medimos esas observaciones contra nosotros mismos. Esto resulta en celos, envidia, avaricia y sentimientos de inferioridad o, peor aun, de superioridad.

Si sólo nos enfocamos en nuestros logros y vivimos contentos con lo que tenemos, daremos un paso más hacia la felicidad.

4. Dar la importancia correcta al dinero

“Entre más buscamos la satisfacción a los bienes materiales, menos la encontramos. Las personas que ponen el dinero hasta arriba de su lista de prioridades, tienen más riesgo de sufrir depresión, ansiedad y baja autoestima”; dice el investigador Richard Ryan.

El dinero es un bien muy importante. No podemos estar sin él porque necesitamos comer, vestir y un techo bajo el cual dormir. El problema es que nuestra cultura se nos enseña a pasar por encima de quien sea para conseguirlo y mantenerlo.

¿Cuántas personas mega avaras conoces? ¿Son en verdad felices?

Lo que el budismo nos enseña es a darle la importancia correcta y tenerlo sin apegos, usándolo para ser generosos con los demás.

5. Tener metas significativas

El profesor de Harvard Tal Ben-Shahar dice que “la felicidad reside en la intersección entre el placer y el significado.”

Todos buscamos ser felices en la vida. Sin embargo el concepto de felicidad está diluido porque para nuestra sociedad la felicidad es igual a dinero y bienes.  Entonces una gran parte de las personas trazan como meta de vida tener más cosas para sentirse seguros y plenos.

¿Pero y si la felicidad no es lo que en verdad creemos? ¿Porqué las personas que dedican su vida a ayudar a los demás son más felices?

Tener metas con profundidad emocional y espiritual es mucho más valioso que millones en inversiones.

Por supuesto, encontrar el punto medio entre metas materiales y emocionales es lo mejor.

Puedes leer la segunda parte aquí.

Este post está basado en 10 things science (and Buddhism) says will make you happy, publicado en www.wildmind.org
468 ad