Padres católicos vs. hijos budistas. ¿Cómo les explico?

Posted by on Junio 25, 2012 in Budismo, Vida | 9 comments

Padres católicos vs. hijos budistas. ¿Cómo les explico?

Cuando comenzamos a explorar y descubrir el budismo, muchas preguntas llenan nuestra cabeza. Para quien nace en casa católica, parecería que es una de las filosofías más extrañas y revolucionarias del mundo.

¿Cómo es posible que se pueda ser feliz con poco?  ¿El budismo no genera culpa?  ¿No te enseña que el sufrimiento es bueno para ganar el cielo? ¿Libertad e igualdad de géneros?

Con la investigación y práctica, estas cuestiones van encontrado respuesta. Poco a poco el practicante va adaptado la filosofía a su vida hasta que un día puede decir: soy budista.

El proceso puede durar muchos años, por supuesto. Y es que el budismo es tan antagónico al catolicismo, que un choque cultural sucede constantemente. Hay que sortear muchos obstáculos ideológicos y usar la razón para avanzar.

A pesar de que esta revolución del pensamiento es un proceso personal, no es un viaje solitario. Tenemos a la familia y los amigos acompañándonos en el trayecto; mismos que se opondrán y tendrán opiniones al respecto.

Pero hablando exclusivamente de los padres, surgen las preguntas clásicas: ¿Cómo les digo? ¿Cómo hacerles entender que el catolicismo no me llena? ¿Cómo evitar conflictos y que no se sientan traicionados?

Si nuestros padres son chapados a la antigua y no aceptan ideas nuevas con facilidad, explicar nuestra inclinación hacia el dharma puede ser un proceso de años.

En mi caso, hasta hace poco tiempo mi madre pensaba que el budismo era igual a adorar a satanás; y mi padre, al día de hoy, aun no lo entiende. Pero cada día que pasa los van aceptando más y se van abriendo a la idea.

Hacer entender a lo padres con palabras es posible, pero no hay nada como nuestros actos y nuestra felicidad para que se percaten que el cambio de filosofía es bueno.

Después de haber dicho todo esto, comparto unos consejos que pueden ayudar a suavizar las fricciones entre padres católicos e hijos budistas.

1. Conoce el dharma

Algunos padres católicos adoran acorralar a los hijos hasta dejarlos sin argumentos. En este punto es donde se generan más fricciones porque estos intercambios de razones pueden ser hirientes, resultando en que el hijo budista se rinda.

Cuando estudiamos con dedicación y practicamos diariamente, el dharma se vuelve parte de nuestra mentalidad. El conocimiento y la experimentación son acciones constantes que nos definen como budistas.

Si conocemos el dharma, será mucho más fácil explicar las razones filosóficas a cualquiera que nos pregunte. Y como resultado colateral, comprenderemos mucho más.

2. Vive por el dharma

Estudiar, leer muchos libros y saber páginas de Internet de memoria, es bueno. Pero todo ese conocimiento no sirve de nada si no se pone en práctica.

Estudia y lee. Pero nunca dejes de meditar y de ser generoso con todo el mundo.

Estas acciones reditúan en un cambio de conducta que la gente puede notar. El habla se vuelve más suave, la calma se suda y las sonrisas vienen de tiempo completo.

Y esto es lo que los padres verán casi de inmediato.

3.  No evangelices

Nunca, nunca, nunca debes intentar cambiar a las personas. Si el Buddhadharma te funciona a ti, felicidades. Pero eso no significa que debas convertir a todos los que te rodean.

Limítate a practicar para ti. Si alguien te pregunta sobre budismo, da tu mejor respuesta. Pero hasta ahí.

El camino budista es personal y cada quien debe llegar a él cuando sienta suficiente curiosidad.

4. Escucha sin resistencia

Cuando estés en medio de una avalancha de preguntas y argumentos de tus padres, no pierdas la cabeza. Escucha sin oponer resistencia.

Toma en cuenta que  verán tu cambio de filosofía como una ofensa a sus propios valores, así que conserva la calma. Los primeros días de cuestionamientos son los más duros.

Pon atención a sus palabras, pero también a su lenguaje corporal. Entiéndelos, pero dales elementos inteligentes para que comprendan. Es decir, sé amable y comparte lo que sepas con las palabras más sencillas.

Jamás hables mal del catolicismo u otras filosofías teístas.

5. Medita

Sentarse a meditar es la médula del budismo. No lo pierdas. Entre más medites tu mente comprenderá mejor el dharma y estarás más tranquilo para tu práctica.

Por supuesto, estos consejos son sólo una pequeña idea de cómo sortear el problema de los padres católicos. ¿Tienes algún otro que quieras compartir? ¡Adelante, para eso están los comentarios!

 

  • Creo que lo principal es no tratar de convencer a los demás. Si uno vive de acuerdo a la filosofía que ha adoptado, eso se proyecta. Si los demás nos ven viviendo de manera más armónica sabrán que algo ha cambiado para bien. Si se trata de tus padres, ellos seguro apreciarán que estés tan bien; pero no es exclusivo! Aplica para el resto de la gente.

  • sandygallia

    Yo me confieso la PGR de los budistas, pero es por curiosidad genuina ñ_ñ

  • Victor Duarte

    El punto tres me parece interesante pues creo que es un error en el que cae mucha gente y religiónes. Nuestra verdad aplica exclusivamente a nosotros a nadie más, si hemos encontrado nuestra verdad en el Budismo, bueno eso es maravilloso, pero de ninguna manera debemos pensar que es la verdad absoluta y que tiene que ser la verdad para todos los seres.

    existen tantas verdades como seres en el universo.

    Buen artículo, aveces es difícil para los padres entenderlo puesto que cualquier otra religión que no sea la católica segun el contexto en el que vivimos en México significaría adorar al demonio, yo soy Budista de closet en casa por que no quiero causar problemas con mi madre quien es muy católica, lo que trato de hacer es practicar el Dharma con el ejemplo, es decir siendo generoso y ayudandola a ella y a todos los demás en mi propia medida,aunque siempre que voy a meditar a mi centro de Dharma se lo hago saber pues tampoco es el caso ocultar algo que en lo personal me hace muy feliz.
    Saludos Morex.

  • Hola Morex!
    Creo que el punto 3 es el más importante, a veces podemos caer en una especie de guerra y eso si genera más problemas, por fortuna nací en una familia bastante abierta, a mi me ha costado un poco más el resto de la gente.
    Sobretodo los evangelizadores/conocidos que siempre te están queriendo llevar a misa para que “encuentres el camino correcto”, en ocasiones si que llegan a ser bastante molestos.
    Saludos!

  • Angel Ortiz

    Ah, si, me he hecho esa pregunta 🙁
    De la lista la 3 y la 4 son de verdad bien importantes. Otros no conocen todo el universo de razones que nos ha hecho tomar otro camino tan distinto.

    De igual modo, nosotros no conocemos (aunque creamos que si) todas las razones por las que ellos se mantienen fuertes y afienzados a sus creencias 🙂

  • Augusto Somers

    =) Muy buenas sugerencias, Morelos.-

  • MaRtIUkS

    La verdad es que la gente tiene ideas totalmente distorsionadas sobre el budismo. Yo no soy budista, pero trato de aplicar a mi vida diaria algunas de las cosas que he ido aprendiendo en el camino y si me ha pasado no en forma tan dramática lo que comentas en tu post, pero el otro día me pasó algo con una amiga muy cercana, que estabamos comentando sobre una situación que me está pasando y ella me decía pues te van hacer bien tus ondas “budú” y me mató de la risa, estabamos hablando de algo serio y yo le dije es “budista” no “budú” eso es otra cosa… Total que nos terminamos riendo de esa cuestión, pero si como que la gente piensa que andas metido en ondas raras.

    Saludos Chocobuda.

  • Miguel

    Contribuyo con la siguiente frase que dio el Dalai Lama, que aunque es budismo tibetano siento que aplica para el budismo en general:

    “contribuye a los demás, en lugar de convertir a los demás ” muchas gracias, llegue para quedarme, me encanto tu pagina.

    • Morex

      Gracias! Bienvenido 🙂