Este es un puto post de mierda [Odio en el lenguaje]

Posted by on Julio 18, 2012 in Budismo, Vida | 8 comments

Este es un puto post de mierda [Odio en el lenguaje]

¿Te ofendió el título de este post? La verdad es que a mi también, pero para efectos dramáticos, no había uno mejor.

De toda la vida he sido una persona extraña y me asumo como tal. De hecho, soy extraño incluso dentro de mi propia familia. Y una característica básica de la cultura familiar es el lenguaje. Cada familia tiene sus propios códigos y sus formas de enviar/recibir los mensajes.

Mi familia tiene una manera demasiado coloquial para hablar que a veces es llevada a al extremo. Me refiero a que el uso de malas palabras o groserías es tal, que no se conoce otra manera de hablar.

Si a mis padres les quitara las groserías, sólo quedaría: a, ante, para, con y desde.

Siempre, desde niño, he evitado usar groserías a toda costa. Claro, soy visto como pretencioso y pedante. Incluso me llaman “santurrón” con mucha frecuencia, lo cual estoy muy lejos de ser.

Según los expertos del lenguaje, las malas palabras son necesarias para expresar frustración, acentuar una broma o chiste e incluso ayudan a mitigar el dolor cuando nos golpeamos o tenemos accidentes.

Pero también denotan falta de vocabulario y cultura lingüística; y remarcan pereza a la hora de buscar expresiones más complejas para construir mejores mensajes.

Con todo esto dicho y usando la comprensión budista, podemos decir que el lenguaje nunca es inocente. Todo lo que decimos lleva una intención y un propósito.

Si decimos algo por “accidente”, en realidad no hay accidente de por medio. Existe una clara intención de comunicar algo.

Odio en tus palabras

Cuando usamos groserías como adjetivos calificativos estamos poniendo una carga de odio, una etiqueta que descarta las bondades en nuestra habla. Es atacar al universo con nuestras palabras.

Es como vivir de tiempo completo donde todo debe ser insultado.

Una televisión se convierte en la puta televisión. Un lápiz, inocente y útil, se convierte en el pinche lápiz*… Podría llenar páginas enteras con ejemplos, pero creo que el punto es claro.

Al impregnar nuestra comunicación con pequeños fragmentos de odio, nuestro corazón también se va llenando de él. Poco a poco, a lo largo de años.

Llega el día en el que ya no puedes hablar sin odiar y, a la vez, ya no puedes ver la vida de manera amable.

Hay personas cercanas a mi que simplemente no pueden disfrutar nada porque viven en un mundo repleto de insultos, y que los insulta de regreso. Se sienten atacados y ellos atacan gratis, sin razón alguna.

Habla amable

Una de las fases del Noble Camino Óctuple se llama Habla Correcta, y nos pide que el habla sea amable, clara, honesta y veraz.

Creo que nada hay de malo en usar groserías como parte de nuestro discurso cotidiano, siempre y cuando estas no reemplacen al vocabulario y no sean usadas como insultos gratuitos. Existen chistes e historias que no podrían ser relatados sin ellas.

Al final, todos podemos decir pendejadas y ser felices con ello. ¿O no?

*Pinche: Palabra cuyo su uso es todo un misterio. En México, implica un insulto que remarca las fallas de una persona, situación u objeto. Aunque también puede ser utilizada para remarcar cualidades.

468 ad
  • buenísimo post!!!!!! declaro que llegué a leerlo sólo por el título que pusiste en TW…. me deja reflexionando sobre cómo hablo yo….
    y sí, una grosería de vez en cuando hasta graciosa es, pero ya de 10 palabras, 9 son groserías, pues no…..
    Saludos Chocobuda!

    • Morex

      Sí… a veces uno termina saturado. Es mejor usarlas de forma mesurada o de plano no. Así poco a poco tu mensaje se va haciendo más amable y comprensible.

  • sandygallia

    A mi me pasa que cuando escucho demasiadas groserías, aunque no vayan dirigidas a mi, me siento atacada, el sólo hecho de escucharlas me empieza a molestar y a poner de mal humor.
    Es curioso, pero no lo había reflexionado hasta que no lo comentaste, y si, hay muchas formas de hacer notar que algo no te gusta o satisface, de manera mucho más noble y menos agresiva.

    Obviamente, el humor basado en groserías, tampoco me gusta, me hace sentir igual, atacada y me pone de mal humor =P

    Buen post! =)

  • Chido post…

    Ok, ya en serio, concuerdo contigo, de hecho hace tiempo que quiero escribir sobre esto, y en particular con la palabra ‘chido’ o las muletillas. Creo que practicar sin tregua este lenguaje te lleva a perder la realidad, estrechas tu mente hasta que cabe por un embudo de cien o doscientas palabras, así dejas de saber incluso que es lo que sientes o piensas, y terminas siendo presa fácil de discursos impuesto, ¿cuántas personas no se comportan como personajes?, sobre todo los niños y jóvenes, es una cosa de miedo…

  • jcesarmo

    No m… te volaste la $%&@ barda con el $%&@ título!

    Ah, tema curioso. Yo generalmente no uso groserías. Cuando las uso, generalmente es con gente a la que tengo mucha confianza y que ellos mismos las utilizan.

    A mí las groserías me molestan sólo cuando son usadas en el ambiente laboral: uno no sabe quién está escuchando la conversación (un cliente potencial, un directivo, etc.)

    Buen artículo!

  • Me quedo con esto:

    “Pero también denotan falta de vocabulario y cultura lingüística; y remarcan pereza a la hora de buscar expresiones más complejas para construir mejores mensajes.”

    Los psicólogos lo sustentan como “acto fallido”:

    “Con todo esto dicho y usando la comprensión budista, podemos decir que el lenguaje nunca es inocente. Todo lo que decimos lleva una intención y un propósito.
    Si decimos algo por “accidente”, en realidad no hay accidente de por medio. Existe una clara intención de comunicar algo.”

    La gente “mal hablada” es un fastidio para el espíritu.

  • lunamar755

    Hola!! empecé a leer tu blog hace unos días,
    llegué por el artículo de la procrastinación y me llamó tanto la atención los
    otros artículos que me he leído un resto. Me han servido mucho, para ver la
    vida desde otra perspectiva y con mucha más calma. Así como otra persona que
    comentó, yo también creí que el budismo era una religión con un dios y todo,
    pero me he dado cuenta que es una filosofía bastante interesante para poner en
    práctica… y hacer la vida más feliz y ligera. Gracias!!

    • Morex

      Hola! Qué bueno que este tonto y pequeño blog te sea útil. Bienvenido a Chocobuda. Muchas gracias por leer!