La respuesta está en el silencio

Posted by on febrero 21, 2014 in Budismo, Inspiración, Meditación, Zen | 13 comments

La pregunta más difícil de responder es ¿por qué?

¿Por qué pasa esto? ¿Por qué la maldad, el abuso, el odio, la división?

¿Por qué la confusión, el caos, el desorden, la desigualdad?

¿Por qué la violencia, el ejército, los policías y el terrorismo?

¿Por qué lo políticos, los medios masivos, la corrupción, la manipulación?

¿Por qué estoy aquí?

¿Por qué estamos aquí?

¿Por qué debo hacer esto, aquello?

¿Por qué obedecer, hacer, aprender, lograr?

¿Por qué meditar, actuar, mentir o hablar con la verdad?

¿Por qué hay que esforzarse, subir y vencer al oponente?

¿Por qué hay oponentes? ¿Por qué perdemos y dejamos que nos pisoteen?

Junta todos los por qués te tengas.

Siéntate con ellos. Juega con ellos en tu mente, como si fueran barajas.

Ahora déjalos ir. Suéltalos. No los necesitas.

¿Qué es lo que queda?

Sólo silencio.

  • Galo

    ¿Acaso no son los porqués los que hacen que la humanidad logre cosas maravillosas? como avances médicos, alimentación, etc… en mi completa ignorancia no logro que tus palabras lleguen a donde deberían…

    • Morex

      Sí, resolver esas preguntas es lo que nos hace avanzar como sociedad. Pero al mismo tiempo las preguntas nos atan y no nos dejan aceptar las cosas como son. Por eso el camino de en medio debe ser nuestra búsqueda principal.

      • Galo

        Lo entiendo, lo que me cuesta es compaginar la aceptación con el avance. ¿Cómo aceptar algo como es y a la vez avanzar en su mejora?
        gracias por tu respuesta.

        • Morex

          Medita 20 minutos al día o más. Con constancia, dedicación y sin parar. Tus respuestas llegarán luego de un par de años.

  • Edith

    ¡¡¡¡¡y apenas toco la superficie de mi, de yo Ser!!! por eso los Por qués vienen y van en mi mente. Estar consciente de eso que pasa en mi …ufff me libera.

    • Morex

      Cuando decimos “no lo sé” con el corazón, llega la libertad 😉

      • Edith

        soltar sería igual a libertad?

        • Morex

          ¡Exacto! Cuando soltamos las cosas y no nos obsesionamos, llega la libertad. 🙂

  • Miguel

    Apenas llegue a la parte de “¿que es lo que queda?” y sentí como mi mentí se despejo…. _/_

  • Ávalon

    Me atrevo a apostillar (con todo respeto) tu post con las respuestas sin meditarlas, tal como me salían de mis entrañas, perdón por el atrevimiento y las incoherencias que encuentres (es un experimento espiritual que realizo ahora mismo: la respuesta automática sin meditación por en medio).
    Un abrazo
    Ávalon

    La pregunta más difícil de responder es ¿por qué?
    ¿Por qué pasa esto? ¿Por qué la maldad, el abuso, el odio, la división?
    La maldad es la otra parte del bien, el abuso, el odio y la división son sus efectos colaterales.
    ¿Por qué la confusión, el caos, el desorden, la desigualdad?
    Porque son necesarias para que el mal pueda crecer y expandirse.
    ¿Por qué la violencia, el ejército, los policías y el terrorismo?
    Violencia, fuerza necesaria para contener al mal algunas veces.
    ¿Por qué lo políticos, los medios masivos, la corrupción, la manipulación?
    Es consustancial al mal absoluto.
    ¿Por qué estoy aquí?
    Para cumplir el plan de Dios.
    ¿Por qué estamos aquí?
    Para evolucionar según lo previsto.
    ¿Por qué debo hacer esto, aquello?
    Porque es nuestra decisión.
    ¿Por qué obedecer, hacer, aprender, lograr?
    Obedecer según qué y a quién, hacer lo que se tiene en virtud que hacer, aprender a conocerte y lograr tu plan establecido por la evolución.
    ¿Por qué meditar, actuar, mentir o hablar con la verdad?
    Es importante que se sea coherente, y para ello tenemos que conocernos y actuar como somos, en absoluta coherencia.
    ¿Por qué hay que esforzarse, subir y vencer al oponente?
    Lo de vencer no lo tengo claro, con vencer tus malos instintos animales ya tienes suficientes retos.
    ¿Por qué hay oponentes? ¿Por qué perdemos y dejamos que nos pisoteen?
    Porque son contrarios en intereses o pareceres. Porque no podemos o no nos atrevemos a sufrir.
    Junta todos los por qués te tengas.
    Siéntate con ellos. Juega con ellos en tu mente, como si fueran barajas.
    Ahora déjalos ir. Suéltalos. No los necesitas.
    ¿Qué es lo que queda?
    Sólo silencio.
    El espantoso estruendo del silencio absoluto.

    • Morex

      Piensas demasiado. Sólo necesitas el silencio para abarcar el universo en tu mente.

  • jcesarmo

    Sin ánimo de ser simplista, la respuesta es no detenerse en las preguntas ni en las respuestas. Algunas de las primeras tendrán respuestas complejas y otras sencillas.

    Algunas sólo se resuelven aceptando la realidad sin tapujos y trabas. Éstos son los que realmente nos detienen y no nos dejan seguir en el camino.

    Un abrazo.

  • Será por eso por lo que adoro el silencio. Mi mente da tantas vueltas a las cosas que necesita silencio total….