Te detienes a apuntar hacia la luna, poema por Ryokan Taigu

Te detienes a apuntar hacia la luna,
pero el dedo es ciego a menos que luna brille.

Una luna, un dedo descuidado apuntando…
¿Serán ambas cosas una sola?

Esta pregunta es como alguien que apunta a la luna,
guiando a un principiante a salir de la ignorancia
espesa como la niebla.

Mira profundamente. El misterio llama y llama:
No hay luna, no hay dedo… no hay absolutamente nada.

—Ryokan Taigu


La analogía de apuntar hacia la luna aparece en muchas escuelas budistas. Esta metáfora es a veces cuento, otras una anécdota y hoy leemos aquí un poema de Ryokan.

Cuando liberas tu mente por medio de la práctica zen puedes percibir el profundo mensaje de esta imagen. Luna, maestro, estudiante y dedo que señala… todo es exactamente lo mismo, sin división, sin concepto alguno.

Esto es el verdadero significado de la vacuidad. Las cosas, las personas, el universo mismo. Todo es lo que es.

Solo es.

 

Read More

Iluminación, poema por Master Dogen

 

La iluminación es como la luna que se refleja en el agua.
La luna no se moja, el agua no se rompe.
Aunque su luz es amplia y grandiosa, 
la luna se refleja aún en un charco de 2 centímetros.
La luna en su totalidad y el cielo entero
se reflejan en una gota de rocío en el pasto.

Master Dogen.

Read More

Tres haiku de Basho

 

Matsuo Basho (Japón,  1644–1694)es uno de los poetas zen más importantes de la historia. Sus textos siguen vigentes y hermosos, no importa a qué idioma sean traducidos.

Atraviesan el tiempo, tejiendo un instante de la realidad con la belleza de la palabra.

Hoy me siento agradecido por tener la oportunidad de leerlo.

Las campanas del templo callan.
Quedan los fragantes capullos.
¡Tarde perfecta!

Un monje bebe su té matutino,
hay silencio,
el crisantemo florece.

Primer día de primavera
Sigo pensando en
el final del otoño.

Read More

No te rindas, poema por Edgar A. Guest (1881-1959)

Cuando las cosas no salgan como quieres,
cuando el camino sea cuesta arriba,
cuando el dinero es poco y las deudas grandes,
cuando quieras sonreír pero solo salga un suspiro,
cuando las tensiones te pongan triste;
descansa un poco, pero no te rindas.

La vida es maravillosa con sus giros y vueltas.
Es algo que todos aprendemos en algún momento.
Muchos entienden que pudieron salir victoriosos
de haber continuado.

No te rindas aun cuando tu paso sea lento.
Puedes llegar a tu meta si empujas un poco más.
Casi siempre el objetivo está más cerca
de lo que el débil o el derrotista cree;
pudo haber obtenido la recompensa,
pero lo comprendió hasta el final.

El éxito es solo el fracaso visto del otro lado,
es la tinta de plata que cubre las dudas.
Nunca sabes qué tan cerca estás.
Quizá llegues antes de lo que crees.

Sigue luchando aunque te hayan golpeado duro.
Es cuando las cosas se miran peor que no debes rendirte.


Traducido y adaptado por Kyonin.

Read More

Viento frío

en el viento frío y el sol que nace
puedo ver que no hay nada por encontrar

me siento en el zafu
para observar el universo en la pared
que se funde con la prisa en círculos
de mil mundos en conflicto
¿hacia dónde vas, si ya estás aquí?

Read More

Poema zen sin título, de Ryokan

El pasado se ha marchado.
El futuro no ha llegado.
El presente no se queda.
Nada es confiable,
pues todo debe cambiar.
En vano te aferras a las letras y a los nombres,
te obligas a creer en ellos.
Deja de buscar el conocimiento.
Deja atrás tus opiniones antiguas.
Estudia lo esencial y mira a través de todo.
Cuando ya no haya que mirar,
conocerás tus opiniones erróneas.

—Taigu Ryokan

 

Read More